Por qué deberías morirte de la RISA, y no de miedo, con esta «COÑApandemia» de pandereta

SINOPSIS: cuando uno mira desde OTRA perspectiva las cifras oficiales de “afectados” por el “coñavirus”, lo que contempla es una “BROMA” económico-político-sanitaria sin parangón […]

Bienaventurados los creyentes. Porque tan solo les pegan la charla… una vez a la semana.

Pero malditos los humanos en general (hasta las pelotas todos ellos) por tener que oír cada mañana, cada tarde y cada noche, la serenata de cifras de presuntos contagiados y de víctimas precocinadas a propósito de la “COÑApandemia”.

Me permito, así mismo, recordar que el aura de tragedia con el que se nos suele presentar dicha comedia se articula expresamente para DESARMAR, vía MIEDO, la capacidad de raciocinio de los ciudadanos a fin de que solamente sean capaces de interpretar los acontecimientos de la manera que más beneficia a los pagadores de los telediarios.

Como ya he dicho otras veces, cuanto más amenazante parezca el mensaje que te intentan transmitir, tanto mayor será el calibre de la MENTIRA que te quieren encasquetar. De cajón.

Aclarado lo cual, estos días me está llamando especialmente la atención la totalización de cifras de “infectados” y de muertos “por «COÑAvirus»” a nivel global.

Noticias como esta, sin ir más lejos, anunciaban el “contagio” de nada menos que (o de nada más como estamos a puntito de descubrir) 16 millones de personas en el mundo.

Y sí, lo confieso, 16 millones es una cifra intimidante… pero solo dentro de una muestra de IDÉNTICO tamaño, más que modorros.

Obviamente, si 16 millones de ciudadanos se “contagian” absolutamente TODOS de lo mismo por un casual, entonces qué duda cabe de nos enfrentamos a una catástrofe sanitaria de proporciones bíblicas.

Pero como resulta …

  • que no somos tan gilipollas para pensar de manera tan simple por mucho que nos lo ordene PropagandaTV;
  • que somos perfectamente conscientes de que actualmente convivimos en la Tierra más de 7.700 millones de seres ocupando cada uno un cuerpo humano, y;
  • que además sabemos echar las cuentas de la vieja…

… pues resulta que nos basta una triste regla de tres (16*100/7.700= 0,21%) para conocer la verdadera realidad matemática de las estadísticas.

Y que sobre papel no es otra que tan solo se ha “infectado” por “COÑAvirus”

el 0,21% de la muestra.

Y si dicha cifra de “contagios” no te dibuja una sonrisa en la cara, mi consejo es que le RESTES (sin cortarte ni un pelo) el número de “contagiados” que te dé la gana.

Porque, al fin y al cabo, eso es exactamente lo mismito que gobierno y OMS llevan haciendo desde el primer día a fin de magnificar sus números de cara a la galería (y tanto más aún cuando, como veremos en una entrada venidera, las pruebas PCR funcionan de la misma manera que la moneda que el médico lanza y que gira en el aire a su capricho para que, tras aterrizar en la palma del experto, le profetice si el paciente -ya impaciente- tiene el puto “COÑAvirus” o no).

Recapitulando, si te acercas a tu ayuntamiento o al mismísimo ministro de Sanidad y le exiges que imponga una batería de medidas draconianas sobre la totalidad de los población a cuenta de una supuesta pandemia que infecta (en la teoría) nada más que al 0,21% de los residentes, y que limita seriamente sus vidas a la mitad de la mitad de la mitad, te aseguro que te mandan a tomar por el culo y

se DESCOJONAN en tu cara de cagón.

Que es exactamente lo que os invito a todos vosotros a hacer cuando escuchéis el mensaje AGORERO y FALSARIO de “contagios” y de “muertos” en los telediarios.

Porque una de las cosas que ni el mismo Miedo puede combatir, es una sonora y sincera CARCAJADA desde el fondo de vuestra Alma (que es como muchas religiones refieren a Quienes Somos Realmente).

Así que, Miedo, muérete TÚ, que yo tengo ni tiempo… ni ganas todavía.

BIENVENIDOS A LA TIERRA SECUENCIAL

ENTRADAS RELACIONADAS:

¿Quieres saber por qué le llamo «COÑAVIRUS» a este engendro ARTIFICIAL?

A lo mejor resulta que el «coñavirus» NO es tan FIERO como lo pintan

Si lo del «coñavirus» ya TIENE CURA ¿para qué necesitamos la «vacuna»?

¿A que no imaginas por qué creo que el gobierno ha confinado a SANOS y a enfermos sin distinción?

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/conapandemia-de-pandereta

2 thoughts on “Por qué deberías morirte de la RISA, y no de miedo, con esta «COÑApandemia» de pandereta

  1. A mi comentario anterior sobre cómo se maneja la información acerca del coronabicho añado algo que a pesar de ser presentado por la prensa casi como algo de paso, NO tine parangón con ningún otro país (que yo sepa, al menos) y que debería haber provocado una cascada de dimisiones acojonante. Y es que el famoso comité de EXPERTOS que decidía los pasos de las CC.AA. de fase en la desescalada, simplemente no EXISTE.
    https://www.elmundo.es/espana/2020/07/30/5f22b91ffdddffed208b45e0.html
    https://www.vozpopuli.com/sanidad/comite-expertos-desescalada_0_1378063086.html
    https://www.elespanol.com/espana/20200730/illa-no-comite-expertos-margen-sanidad-simon/509199879_0.html
    https://www.periodistadigital.com/politica/20200729/comite-expertos-existio-invento-gobierno-sanchez-castigar-ayuso-noticia-689404347502/
    La conclusión que saco (y que cualquiera sacaría) tras la lectura de estos artículos, es que eran simples decisiones políticas al amparo de la conveniencia instrumental de la plandemia por parte del gobierno en su afán de seguir su plan de acción. Plan de acción que aún no se ha desvelado completamente, pero que se intuye. Si esto no es un ejemplo de manipulación y presentación interesada de información ya no se me ocurre qué otra cosa puede serlo.

  2. Sigo pensando que en todo el tema del coronabicho reina el baile confuso de datos y cifras intencionalmente. Cuanta más confusión, más dudas y cuantas más dudas mayor oportunidad de dirigir el cotarro hacia donde me interese. Cómo se presenten las cifras de cualquier cosa es fundamental para su correcta comprensión y contextualización, de modo que manejando eso también se puede influir en la interpretación de los datos que hace el interlocutor, desviándola hacia un sitio u otro. Lo que ha llegado (y llegará) aparejado a la plandemia no podría haberse hecho en una situación de normalidad, por eso el mareo al que se nos somete con el asunto – al margen de la peligrosidad real que tiene – sospecho que se mantendrá en el tiempo lo que se estime necesario por que eso garantizará la consecución de una agenda y unos objetivos (NUEVA normalidad). No se trata realmente de si las cifras son altas o bajas, reales o falsas, exactas o imprecisas. Se trata de que sirven – me temo – a un propósito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 606.886 bad guys.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.