Ciudadano modelo, dime tú: ¿te consideras muy «cool»… o tan solo TONTO del «cul»?

SINOPSIS: si tienes un coche eléctrico o híbrido y te mueves por Madrid, una de dos: o curras en el centro y no te quedan más narices que tenerlo; o quieres ser el siguiente “ciudadano del mes” y compites -sin saberlo- por el privilegio de ser el tío más LERDO de la Tierra.

Una vez abierta la lata de la máquina de propaganda en la que la National Geographic Society se ha terminado convirtiendo, aprovecho un nuevo artículo de esta gente para sacar los colores a todos aquellos quienes se compran un coche eléctrico/híbrido por la necesidad de ser más “cool” que nadie solamente… y por quedar con sus amos del gobierno como dios. O para poner en un brete a todos los borregos que anhelan seguir formando parte de la manada en otras palabras.

Y si bien la publicación utiliza el contenido, lógicamente, en beneficio de su agenda pseudoecologista (que ya se acerca la próxima Cumbre del Clima y toca ATERRORIZAR un poquito más a los terrícolas), pues yo hago también lo propio (como la rapaz simultánea que soy) pero para intentar arrojar un algo de luz sobre el asunto. Dicho lo cual:

Según el último balance de la Comisión Europea en materia de emisiones de dióxido de carbono:

[…] de las 30 empresas que más emiten [de entre las registradas en el llamado “Mercado Europeo de Derechos de emisiones”], 22 son centrales termoeléctricas en las cuales se produce ELECTRICIDAD a partir de derivados del PETRÓLEO como fueloil, gasoil, carbón, o gas natural.

“Las empresas europeas más contaminantes de 2018”
(Nationalgeographic.com.es, 03/04/2019)

Dicho de otra forma, si te crees que eres super guay porque te has tragado la publicidad sin masticarla y presupones que tu vehículo de transporte no contamina, que sepas que un porcentaje enorme de la electricidad que tu coche consume ha sido GENERADA con la quema de subproductos del petróleo ALTAMENTE contaminantes. Menuda putada.

O no ser, claro está que lo de contaminar te importe un bledo y lo único que te interese sea tu medalla de “BORREGO del mes”. En cuyo caso puedes respirar tranquilo -tu propio aire contaminado–  porque dicho premio lo reparten los fabricantes y vendedores de vehículos… y no sus marionetas en el gobierno.

Y si piensas que con vivir aquí en España te vas a librar de la etiqueta de “asesino del planeta”, pues ya estás despertando porque:

[…] de entre las 1.200 empresas españolas enmarcadas bajo las obligaciones del RCDE, […] se cuelan en el ranking […] de las empresas más contaminantes […] las 3 centrales TERMOELÉCTRICAS: las de As Pontes -La Coruña-, y Litoral -Almería- de Endesa , se encuentran en los puestos 17 y 27 respectivamente, y la de Aboño, propiedad de EPD, en Gijón, en el puesto 23.

Aun así, que por favor nadie se sienta culpable por conducir su coche tal cual se lo vendieron. Porque si los fabricantes hicieran uso en sus motores de tecnología electromagnética clasificada -y ya centenaria de Nikola Tesla, como muchos sin duda sabéis- pues hoy en día ya no estaríamos hablando ni de combustibles fósiles, ni de baterías, ni de estaciones de carga eléctrica para vehículos… porque cada una de las máquinas extraería del mismo “cielo” (o del ÉTER más concretamente) la energía necesaria con una simple ANTENA.

Desde 1919 los descubrimientos de Nikola Tesla en el terreno de la autopropulsión han sido ocultados por la supresión, el robo y por la ridiculización del gobierno, mientras que la «ciencia» se ha convertido en un juego pseudomatemático de trileros que pocas novedades aporta y que poco tiene que ver con la realidad.

(William R. Lyne,
Occult ether physics: Tesla’s hidden space propulsion system
and the conspiracy to conceal it.
[La física oculta del éter: el sistema de propulsión espacial encubierto de Tesla
y la conspiración para esconderlo]
(Creatopia Productions, 1997, p. 3)

Con independencia del nombre que hoy día reciba, se dice que Tesla extraía del campo etérico -o “vacío”- la energía INAGOTABLE y GRATUITA para sus ingenios eléctricos y electromagnéticos de vanguardia.

No en vano, se estima que la densidad de la energía que este “vacío” -mal llamado- contiene equivaldría a nada menos que 1093 gramos por centímetro cúbico, cantidad muy superior a la energía concentrada estimada en la masa del Universo en su totalidad (1055 g/cm3). Y eso, incluso después de descafeinar la cifra utilizando un truco aritmético (que se conoce como “proceso de renormalización”) para evitar representar en las fórmulas la cantidad de energía realmente disponible en el “vacío” susodicho: el símbolo de infinito.

Resumiendo: parece que existe más energía (también conocida como “energía de punto cero” o “energía del vacío”) en un solo centímetro cúbico del “vacío” que en toda la masa del Universo conocido. (Marc Mistiaen, “What if Hassim Haramein was right? [¿Y si Hassim Haramein tu-viese razón?]”, Nexus nº 89, Noviembre-Diciembre 2013, pp. 22-31).

Y nosotros enchufando coches en las paredes y quemando carbón ¿Y por qué? Pues porque todo el mundo sabe que quemando CABRONES no se consigue electricidad… ¿o sí? 😀

BIENVENIDOS A LA TIERRA

ENTRADAS RELACIONADAS:

Sobre la intención de Carmena de EXPULSAR a los ciudadanos de las carreteras

¿Qué tienen que ver el escándalo de Volkswagen y las alertas por CONTAMINACIÓN en Madrid con la Cumbre del Clima de París?

¿Y no será esto «ecoterrorismo» de Estado?

Sobre la PROPAGANDA pseudoecologista del PAPA… y la DICTADURA global

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/cool-o-tonto-del-cul/

1 thought on “Ciudadano modelo, dime tú: ¿te consideras muy «cool»… o tan solo TONTO del «cul»?

  1. Admin dice:
    [ ] «Con independencia del nombre que hoy día reciba, se dice que Tesla extraía del campo etérico -o “vacío”- la energía INAGOTABLE y GRATUITA para sus ingenios eléctricos y electromagnéticos de vanguardia.»
    Has metido el dedo en toda la llaga, Admin:»INAGOTABLE Y GRATUITA» ¿Cómo entonces se iban a apoderar de la economía los que la tienen sometida si la energía fuese algo gratis y abundante? No, hombre, no. Tiene que ser algo que esté bajo el control de alguien y que el resto pague por poder disponer de ello. De todas formas y regresando al tema del coche eléctrico y/o híbrido, tengo claro que se oculta a la opinión pública – que raro, eh? – mucha más información de la que se revela. No se está hablando de los procesos industriales necesarios (que abarcan minería supercontaminante) para obtener la materia prima para las baterías, tampoco de habla de su posterior eliminación, por que si hoy en día las simples pilas de uso cotidiano para los mandos a distancia, los relojes, los móviles, etc… suponen un problema de reciclaje y eliminación, imaginaos lo que puede ser reciclar los varios kilos (hasta 600) de baterías de un sólo coche. En eso las baterías de un coche no son distintas a las otras. Después de un número determinado de ciclos de carga dejan de funcionar y deben ser sustituídas. Además hay otro enorme problema añadido que nunca se menciona pero que es una de las piedras angulares de esta historia. Dónde cargar el coche, cuánto tiempo de carga necesito y qué autonomía me proporciona. Para ilustrar estas preguntas os recomiendo este vídeo que lo único que hace es dar datos objetivos y reales a día de hoy.
    https://www.youtube.com/watch?v=PZxNF9ipbzo
    Por otro lado, el que escribe este comentario ha estado vinculado profesionalmente al sector del automóvil más de 20 años y todo este asunto del «cómprate un eléctrico», en sus formas y mensajes, me recuerda inevitablemente a lo que ocurrió en el mercado de la automoción hace 25 años con el Diesel. El mensaje era básicamente «si no tienes un Diesel es que eres tonto». Eso provocó una renovación (y activación) del mercado del automóvil que indefectiblemente arrastra en esa dinámica a la industria auxiliar y muy especialmente a la banca y a las financieras, por que casi nadie puede comprar un coche al contado. O sea, que la cosa (al menos una de las patas de la silla de este asunto) es en mi opinión sacarnos la pasta. Buscar a través del endeudamiento particular el impulso de una parte importante de la economía a costa de culparnos de la contaminación del planeta por usar los coches que quien precisamente nos culpa, autorizó a vender lucrándose con ello. Si hace 25 años la idea era «Si no tienes un Diesel eres tonto», ahora es «Si no tienes un eléctrico o híbrido estás matando al planeta». Por cierto la forma en que se homologan las emisiones de los coches sospecho que también darían para hablar un ratito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 597.056 bad guys.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.