El «subnormal»… ¡la nueva DIVINIDAD!

SINOPSIS: atención, mensaje subliminal: si se te ocurre ir de listo por la vida te despellejan los «minions» y punto. Pero si vas de TONTO, entonces te dan todos los premios y acaparas las portadas en los medios cual estrella que debemos todos -por lo visto- IDOLATRAR.

“Cada vez que te enciendo me sabe a TONTO, cada vez que te veo me vueeeelvo locooo. Y, cada vez, cuando te miro, cada vez, encuentro una razóóóóóóón… para salir corrieeendooo…” que diría Perales pero no de su amor, sino de la puñetera televisión.

Hartito me tienen ya de que los horarios de máxima audiencia de PropagandaTV se llenen de seres mediocres cada día y cada tarde hasta los topes, como queriendo demostrar a la audiencia que ser uno de esa manera es super guay según parece; que cualquier mortal puede ser “artista” por el mero hecho de desparramar por el suelo cualquier objeto que le sobre por su casa (me estoy acordando de ARCO); y de que el mundo del cante, del baile y de las artes escénicas en general, pues puede estar al alcance de cualquiera tanto si vale para ello como si no, que viene a ser lo habitual.

Dicho esto recalamos en el mundo del cine y en la última “paleta-gala” del clon español de los Oscar, inventado seguramente i) para elogiar la mediocridad de la mayoría de las obras presentadas (entre ellas la “mejor” película de este año -que yo no veo ni gratis siquiera-); ii) para regalar el hocico de las artistas y “artistos” del momento y iii) para recordar a los televidentes que cualquiera que tenga padrino puede llegar un día a convertirse en actor de relumbrón. Venga, decidme que no.

Me refiero con esto a Jesús Vidal, que hasta ya tiene su entrada en la Wikipedia, y a quien en la pasada edición de los “gili-Goyas” regalasen el premio a “Mejor Actor Revelación” por la meritísima tarea seguramente, sospecho,… de hacer el hombre de sí mismo. Lo digo porque, a pesar de que de Vidal se ha destacado su discapacidad visual únicamente, basta con oírle hablar para concluir que le faltan “un par de hervores” -como suele decirse- a este chaval.

Pero ahora pongámonos en el lugar de los otros tres actores sin minusvalía que tuvieron que meterse en pellejo ajeno y que se quedaron sin su galardón en favor de un interfecto que “solo” tenía que aprenderse un guion… y seguir siendo uno mismo después y poco más. Aunque claro, a lo mejor visto lo visto y a tenor de los vastísimos recursos interpretativos del actor, pues en breve nos encontramos a Vidal suplantando a Robert Redford en un próximo remake de “Dos hombres y un destino”. Así podríamos descubrir de una santa vez si su premio de la academia es justamente merecido o si no es poco más que alguna sucia campaña de propaganda sionista-secuencial para variar.

Sea como fuere, atención, mensaje a los televidentes: “si eres un retrasado llegarás más alto (cuando nosotros queramos) con la ayuda de nuestra maquinaria propagandística.”

A ver, que a mí no me parece mal en absoluto que los disminuidos disfruten de las mismas oportunidades de expresión que quienes presumimos –con razón o no- de tener las facultades mentales intactas. Eso sí, cuando uno de aquellos se haga por ejemplo piloto, yo lo único que pido es que el primer vuelo real lo efectúen con sus familiares, amigos, vecinos, examinadores, legisladores y “progres”, todos A BORDO.

Y que por favor nadie entienda como ofensa ninguna por mi parte el uso del calificativo de “retrasado”, primero, porque viene en el diccionario y, segundo, pues porque de corazón lo digo que no es ningún juicio, sino la descripción que cualquiera sin intereses creados puede hacer a simple vista, en este caso de Vidal, tras escucharle en un vídeo como el siguiente:

No sé a vosotros pero, ya de entrada, a mí eso de hablar de un “cinéfilo empedernido” con un “diez por ciento de visión” me suena igual de coherente que aquello otro de comer pan duro sin tener dientes. (Interesante, en cualquier caso, que la voz en off destaque el 10% de su capacidad visual ignorando deliberadamente el 90 de pérdida. Eso, eso, que el optimismo de laboratorio jamás falte).

Pero claro, si el actor se ha conseguido aprender su guion en la película, pues yo no veo motivos por los que no vaya a ser factible también que se le haya acercado alguien poco antes en un pasillo para decirle “apréndete esto, chaval, y lo sueltas de cabo a rabo cuando subas al escenario a recoger tu premio. Y ni se te ocurra olvidarte de lo de «inclusión, diversidad, visibilidad» para honrar a los demás retrasados ¿ok?”.

Me permito ya que estamos recordar que la propia RAE define “retrasado” como “2. adj. Dicho de una persona: Que NO tiene el desarrollo mental corriente”, y que por supuesto a la vista quedan la meridianas diferencias a la hora de expresarse entre Vidal y una persona normal. Si bien mucho me temo que, para ser verdaderamente honestos con el coeficiente intelectual de la mayoría, deberíamos empezar a pensar en redefinir eso del “desarrollo mental corriente” en un mundo cada día más sembradito de subnormales de diferentes pelajes y en variopintas categorías.

Pues lo dicho, y que para terminar de demostrar su grado de deficiencia mental, pues no se le ha ocurrido otra cosa a Vidal que decir:

“[…] a mí me gustaría tener un hijo como YO por tener padres como vosotros”
“«Inclusión, diversidad y visibilidad», el emotivo discurso de Jesús Vidal”,
(LaVanguardia.com, 02/02/2019)

Moraleja: tener un hijo con minusvalías MOLA, según Vidal. Es un acto tan solidario y tan “esnob” como separar la basura y reciclar ¿sabes? que si no lo haces se te cae la cara de vergüenza y hasta te retiran un día de estos los vecinos la palabra.

Dicho lo cual, que levante la mano quien, de poder elegir, escogería tener un hijo con cualquier tipo de deficiencia psíquica de nacimiento… tic, tac, tic, tac, tic,…

Imagino que huelga aclarar que afirmación tan estúpida (la del deseo de Vidal) solamente se sostiene en el ideario de quien a todas luces carece de los recursos mentales necesarios para reconocer que, para atender a una persona con discapacidad (como él) se han requerido, como poco, los esfuerzos conjuntos de dos personas normales (sus padres).

Y si a ellos les parece una bendición de dios el hacerlo, pues cojonudo, pero de ahí a ventilar la hazaña como si debiera convertirse en el sueño de generaciones venideras, pues yo creo que hay un largo trecho. Así que, conmigo, no contéis.

Y mucho más ojito también cuando se manipula a un deficiente inocente e ignaro con un mensaje lacrimógeno al objeto de poner las capacidades mentales de la audiencia a la altura de las del conferenciante.

“Yo no quiero tener un hijo como Jesús Vidal, y no porque piense que no sea ejemplar, que yo no lo fuera a querer si fuera mi hijo, sino porque en esa frase, tan emocionante como peligrosa, se esconde el intento de convertir a las personas con discapacidad en objetos de consumo, idealizados y glamurizados. A mí lo que me gustaría es que la enfermedad de Jesús Vidal tuviera cura y eso, perdónenme, sólo se consigue con más recursos públicos destinados a la investigación médica, justo lo que NADIE ha pedido en este festival de visibilidad y diversidad.”

“Yo NO quiero tener un hijo como Jesús Vidal” (LaVozDelSur.es, 06/02/2019)

Pues anda que yo.

BIENVENIDOS A LA TIERRA

ENTRADAS RELACIONADAS:

Los números no mienten: cada día somos MÁS TONTOS le pese a quien le pese

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/el-subnormal-la-nueva-divinidad

3 thoughts on “El «subnormal»… ¡la nueva DIVINIDAD!

  1. Lo cierto es que el discurso del vídeo huele a cocinado a millas de distacia. Para ser sincero supongo que cualquiera que estuviera nominado a recibir el premio tendría unas palabras preparadas, pero la verdad es que resulta muy evidente. En todo caso la sensación que yo no he podido evitar viendo el discurso, es ver a alguien que tiene toda la pinta de convertirse en breve en uno de esos famosos «juguetes rotos» que la industria del cine y la televisión crean continuamente. A este chaval lo han utilizado para la película y para hacer propaganda de las minorías de costumbre, y una vez cumplida la misión me temo que no volveremos a saber más de él y de sus correligionarios. Como se suele decir, ya están amortizados. No voy a cuestionar en absoluto sus capacidades, ni interpretativas (no he visto la película y no creo que la vea), ni de otro tipo. Cada cual es como es y eso no tiene vuelta. Lo que si me resulta molesto es todo ese montaje fantasmón de los Goya diseñado para el lucimiento de unos cuantos, para que suelten su perlita progre-cultureta, para lucir el modelito, el peinadito, la joyita, en definitiva, para salir en la foto y llevárselo muerto si pueden. Si el original (me refiero a los Oscar hollywoodienses) me parece un ejercicio de horterada llevada a su máxima expresión, lo de los Goya queda, además, como una especie de quiero y no puedo. Como una imitación pobre. O esa es la impresión que me produce. En todo caso que Jesús Vidal y sus colegas disfruten el momento por que me temo que no tendrán muchas más oportunidades.

  2. «¿Será asi como los diseñadores del Juego crearon el tablero de la Tierra?» (kawasaki5002t)

    Hola de nuevo amigo,

    La entrada que me mandas es bien larga y aborda muchos conceptos. Todos MATIZABLES por supuesto a mi modo de ver. Por ejemplo, en mi nuevo libro no se menciona siquiera el asunto de la holografía, básicamente i) porque desconozco del tipo de TECNOLOGÍA que se emplea para la proyección de esta «realidad» y además dudo que exista nadie en este plano con la cabeza necesaria para comprenderla y ii) porque cuando yo me compro un videojuego lo JUEGO y punto sin pensar si está codificado en COBOL, en C o en Pascal. Me la pela, el caso es que funciona y me entretiene. Lo cual obviamente no me impide reconocer la autoría ni el esfuerzo de otros, pero sí su tecnología y su ubicación real por ejemplo. Así que maldita las ganas que tengo de meterme en un berenjenal del que no voy a ser capaz de salir. 😛

    En mi nuevo libro proporcionaré una nueva TEORÍA de la «realidad», igual de INDEMOSTRABLE que la oficial, pero infinitamente más COHERENTE (y más sencilla y comprensible que el artículo que nos compartes). Dicho esto:

    “La realidad es una característica de la teoría utilizada para comprender el mundo y no una cualidad del mundo en sí misma. «Nos arriesgamos a caer en el error de pensar que la ilusión de lo ‘real’ de nuestra experiencia cotidiana ‘existe verdaderamente’»” — Albert Einstein.

    Pues eso, que como no hay manera ninguna de DEMOSTRAR la teoría oficial de que el mundo preexiste ahí fuera separado de nuestras consciencias, yo planteo un nuevo paradigma que sí explica muchas de las cosas que la Ciencia prefiere esconder bajo la alfombra.

    Paciencia pues 😉

    Un abrazo!

  3. Hola JM, que tal?
    Buen post, como siempre! Parece que los frikis y las feminazis son las nuevas ‘modas’ promovidas por el NWO eh? Ni me imagino qué se inventarán pal futuro ja

    Otro tema: ayer me topé con este post (http://masacriticaconsciente.blogspot.com/2011/11/reflexion-sobre-el-programa-de-la-vida.html) que habla de cosas que, según mi opinión, tienen relación con la teoría del Juego que tu expones aqui en tu blog y también en tu libro G5.
    ¿Será asi como los diseñadores del Juego crearon el tablero de la Tierra? ¿Hablarás de esto en tu próximo libro?
    Grax de antemano 🙂
    1 abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 596.511 bad guys.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.