Historia, como quien dice, de un BULO «al cubo»

SINOPSIS: Esta es la historia de un bulo «al cubo». Pero no porque se trate de uno FEMINISTA, qué va, sino porque se REPITE en 2013, 2017 y 2019 (por lo menos) y porque su hogar natural es sin duda ninguna el cubo… pero de la BASURA […]

Me manda un colega el hilo siguiente del día 29 de agosto de este año:

https://twitter.com/elsacodelcoco/status/1167064123806498816

El post pretende desmontar una campaña de propaganda de la Comisión Europea dirigida a difundir la falacia indemostrable, la noticia falsa de manual, de que las mujeres del mundo entero tienen 27 veces [sic] más probabilidades de ser acosadas en la red que los hombres.

Así, de entrada, llama la atención que el “informe” original (en el que según el autor del hilo se basan las dichosas estadísticas) date de abril de 2013 y que se titule “An Exploratory Study of Women and Verbal Online Abuse in INDIA [Un estudio exploratorio del abuso verbal online en INDIA] (Anja Kovacs, Richa Kaul Padte y Shobha SV)”.

En su página 7, párrafo cuarto, el documento confiesa que:

El estudio gira alrededor de las entrevistas efectuadas a 17 mujeres que participan activamente en espacios virtuales públicos” [léase “alrededor de los argumentos de 17 SIMPATIZANTES de a la causa”].

O sea, superobjetivo y superglobal…

Asímismo se aclara en idéntico párrafo que las únicas que dan la cara son las “celebrities” (quienes por supuesto, y por su condición de famosillas, mayor influencia ejercen sobre el pueblo llano) reconociendo, ya de paso, que a las denunciantes no conocidas (de existir en realidad) se las mantiene en el anonimato a saber nadie por qué.

Dicho de otra forma: “que me puedo inventar tantos casos como me dé la gana porque no tenéis manera ninguna de verificarlos, pringaos”. Fdo. Los Organos de Propagada de la Comisión Europea (en cualquiera que sea la organización que eche raíces).

No en vano, parece que en 2019 estamos en riesgo de que se comiencen a tener en cuenta las denuncias incluso anónimas (léase “inventadas con toda probabilidad”). Así que viva la “democracia”. Menudo chollo ¿cómo no le van salir de esta manera al colectivo neofeminista tantos y tantos “casos” de «violencia» «machista» hasta de debajo de las piedras?:

Las acusaciones de acoso sexual fuera del juzgado, que llegan al ámbito artístico [léase “solamente las que afectan a los famosillos, las otras no”], reducen la capacidad de defensa, anulan la presunción de inocencia y pueden dar lugar a excesos perjudiciales para la causa que defiende el #MeToo.

“El ‘caso de Plácido Domingo’ abre el debate
sobre las denuncias anónimas de acoso”
(DiarioDeNavarra.es, 20/08/2019)

El hilo también apunta a la ya manida estrategia de la ONU (y de otros organismos secuenciales) de globalizar un supuesto problema estrictamente local (de India en este caso, para ser más exactos, que es de donde provenía el documento original).

E investigando el asunto de la cifra del porcentaje en cuestión (del 27), yo personalmente, después de ojear sendos documentos, no tengo ni la menor idea de donde lo sacan (si bien el autor del hilo se lo achaca abiertamente a un número de cita al pie de página en el folio décimo del panfletazo nada partidista de la subsidiaria de la ONU “Broadband commission for digital development working group on broadband and GENDER” -de objetivos fácilmente imaginables- y que lleva por título “Cyber violence against women and girls [Ciberviolencia contra las mujeres y las niñas]”):

Compared to men, women who are active on social media and in the blogosphere receive more threats or comments that directly attack their gender, their safety, and their very right to express opinion in male-dominated spaces (27) [que no traduzco para no dar pá-BULO a este asunto]

Digo que no acierto a saber de dónde sacan la cifra porque el número aparece en varios sitios aparte del índice y como cita al pie. Y hablando de esta, la nº 27 apunta a “Kovacs et al. «Don’t let it stand» p. 4”, que es exactamente aquel documento indio al que se hace de inicio mención pero que ¡sorpresa! no dice ni palabra del asunto que se trata en la página a la que refiere (la 4) y de la que en teoría el panfleto de la ONU estaría extractando su texto.

Pero claro, a ver quien es el guapo que verifica de una en una cada fuente ¿verdad?

Pues de eso se beneficia cada vocera y cada “experta”, de la Comisión Europea y de la ONU, tanto en los asuntos de violencia de género como en todo lo demás: de que como nadie tiene ni tiempo ni ganas de comprobar las fuentes de cuanto lee, la mayoría se queda con los titulares tan solo y se termina tragando la propaganda como si palabrita del niño Jesús se tratara.

Dicho esto, si una vez pillaste a alguien mintiendo, ¿por qué narices crees que te va a dejar de mentir poco después?

Lo curioso de este bulo que denuncio es que, a pesar de que el presunto informe de base se publica en abril de 2013, si busca uno en Google “mujeres 27” uno encuentra enlaces mencionando idéntica “noticia” en 2017 y en 2019 también. Y lo que te rondaré morena…

BIENVENIDOS A LA TIERRA

ENTRADAS RELACIONADAS:

De «parlamento» a «parlaMIENTO»: no hija, no,… no es lo mismo «declarar» que «denunciar».

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/historia-de-un-bulo-al-cubo

1 thought on “Historia, como quien dice, de un BULO «al cubo»

  1. Según la página Countrymeters (https://countrymeters.info/es/India) que proporciona en tiempo real la población total y separada por sexos de cualquier país, en el momento de escribir este post, la India tiene un total de 1.381.930.750 (mil trescientos ochenta y un millones novecientos treinta mil setecientos cincuenta) habitantes, de los que 668.403.418 (seiscientos sesenta y ocho millones cuatrocientos tres mil cuatrocientos dieciocho) son mujeres. Así que si el «estudio» se basa en la opinión (sospecho que interesada) de 17 (diecisiete) mujeres, me temo que no contará – al menos – con mi crédito. La cosa es que estoy bastante seguro de que muchos estudios, estadísticas, balances y demás rollos contabilizables y contabilizantes en torno a estos y otros temas, se hacen con la misma rigurosidad. Es decir, que los resultados ofrezcan los datos que convengan en cada momento. Sería interesante saber quién financia tales esfuerzos y dónde va a aparar el dinero. Lo digo por cerrar el círculo, más que nada. Y si de agresiones se trata, hoy empieza el juicio contra la asesina Ana Julia Quezada. Esta SI mató a un niño (Gabriel Cruz) y al parecer se está investigando la muerte «accidental» de su propia hija unos años antes, por que algunas cosas no cuadran. En definitiva, lo de los estudios está muy bien siempre que sean imparciales y se obtengan a partir de un universo amplio de individuos estudiados, de gente rigurosa haciendo el estudio y de una financiación que no comprometa los resultados. Me temo que esto, especialmente en asuntos como el ultrafeminismo, es pedir demasiado. Ejemplos como el de las ultraveganasfeministas aparecido en los medios por que separaban a gallinas de gallos ya que -según ellas – estos últimos «violaban» a las primeras, es suficientemente ilustrativo de cómo ciertos asuntos se enfocan, del tipo de propaganda con que se nos bombardea y el producto final. De coña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 596.511 bad guys.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.