Isabel de Castilla, la nueva heroína de PACOTILLA del imaginario neofeminista

SINOPSIS: la reina católica se suma a la parodia neofeminista de “super mujeres” a sabiendas de que la mera INSISTENCIA terminará por convertir en el futuro su larga lista de MENTIRAS en pura “verdad”.

El otro día se me ocurrió ponerle a mi madre una serie de televisión para ayudarla a sobrellevar su aburrimiento vespertino de costumbre. Y escogí “The spanish princess” con la esperanza de que, reconociendo a algunos personajes de nuestra historia, disfrutaría de vestuarios, escenarios y hasta de las intrigas palaciegas mucho más.

Pero ¡qué chasco el mío! cuando me siento a verla con ella y escucho a una voz femenina en off poniendo al espectador en situación y afirmando como el que no quiere la cosa:

La reina Isabel de Castilla [sin Fernando] ha derrocado [ella solita] el reinado milenario musulmán [al «patriarcado machista», le ha faltado a esta zorra engañaviejas vomitar]… Ep. 1, min. 16.

Alicia Borrachero en el papel de “Superisabel”. O “Isabel de Castilla hasta las trancas de pastillas”… que viene a ser lo mismo.

Momento el cual, ya imagináis, me levanto ipso facto de mi asiento para redactar esta entrada.

Todo esto lo cuenta «The Spanish Princess», la serie norteamericana de Starz que ha estrenado HBO España. Basada en dos novelas de Philippa Gregory [¡mujer tenía que ser! 😀 ], este drama del siglo XVI representa a la princesa Catalina desde su llegada a Inglaterra hasta su posterior matrimonio con los dos príncipes ingleses. Aunque replica algunos de los sucesos que marcaron esa época, es también palpable la visión chovinista con la que encara ciertos eventos, con errores de bulto como la inexplicable [solo para algunos] AUSENCIA de Fernando II de Aragón en el argumento o representar a Isabel la Católica […] con ARMADURA gótica y ESPADA en mano contra el Rey de Granada y los infieles. Resulta paradójico cuando hubiese sido más simple invertir sus roles, ya que sin presentar batalla, Fernando sí se enfundó en una armadura. Para guardarse las espaldas, eso sí, justifica su falta de rigor advirtiendo al final de cada capítulo que «algunos eventos históricos y personajes han sido alterados en la serie para un propósito dramático» [o PROPAGANDÍSTICO mejor dicho ¿no creéis?].

Borrachera, claro, pero de testosterona de la “Superisabel”. ¡Tieeeemblaaa Pantoja!

“Los errores históricos de «The Spanish Princess»,
la serie norteamericana que ridiculiza a Isabel la Católica”
(Abc.es, 10/06/2019)

O que ningunea la figura del rey y del resto de los hombres humillados (esta vez en batalla y a espada de una mujer) como bien desea la otra reina… la de Mintaka.

Sea como fuere, ¿de qué otra manera puede el público extranjero interpretar, si no, la pericia imaginada con la espada de Isabel a lomos de su inmaculado corcel? (Y por favor no me preguntéis quién monta a quién).

Pues entendiendo que su amante y servil marido se queda en el castillo cambiando pañales, fregando los suelos y poniendo lavadoras como manda la santísima reina reptiliana, mientras que su super esposa libera las tierras castellanas de las zarpas de los cánidos musulmanes (sirios).

Que en mis propias palabras es a lo que en el fondo debía la productora querer referir al excusar la falta de rigor histórico con la histérica (léase “neofeminista”) necesidad de insuflar al asunto de carácter “dramático” (o ficticio) adicional.

Y qué duda cabe de que la nueva Isabel viene para instalarse en esa moda efervescente de divinizar a cualquier mujer con la excusa que sea (todos los días aparece una –o varias- de estas en el telediario de mediodía de la 1) y de suplantar el panteón tradicional de héroes y dioses varones por otro de féminas, como en la práctica ya ha sucedido con la transformación de ciertos personajes de ficción en sus homólogos del sexo opuesto: Super Girl, Miss Sherlock (Holmes), Van Helsing (al tío del sombrero que le den), (Las) Cazafantasmas, Las crónicas de Sara Connor (a Terminator que le jodan), etc.

“Fijáos que mala parezco con mi ceño fruncido y mi cara de floja. No engaño ni a dios ¿o sí?” Fdo: (llorando como siempre) la Capitana Maribel.

Ya en el mundo de los videojuegos, el ejemplo más palmario de sustitución sin ton ni son del protagonista varón en favor de una fémina lo encabeza el último título de la franquicia “Battlefield”.

Como perfecto ejemplar de videojuegos de disparos en primera persona, la saga se convirtió desde el primer día en uno de los mejores simuladores de guerra de la historia que se ambientaba en diferentes entornos bélicos y que solía ser protagonizado por el género humano mayoritario en este tipo de escenarios: el puto varón.

Pero con “Battlefield V” ya no, porque los responsables del título decidieron honrar a alguna de las “cuatro” mujeres mal contadas que participaron en la 2ª Gran Guerra a precio de atropellar la memoria de los millones de varones que perecieron en el conflicto. (Pero bueno ya sabemos que, para el colectivo neofeminista, de los registros comparativos mejor ni mencionar).

Mirad si no la evolución de su pantalla de inicio si no:

Vaya ¿y si petan los campos de batalla de pivones? A lo mejor así se alistaban otros tantos tontorrones… 😛

Ni que decirse tiene que esta política de promoción neofeminista enfermiza y gratuita levantó ampollas entre los aficionados más despiertos, llegando incluso a ganarse la quinta entrega un fracaso estrepitoso de ventas. (Salió al mercado en noviembre de 2018 –si mal no recuerdo- a casi 70 euros y a los dos meses sus responsables ya habían bajado el precio casi a la mitad). Eso, por listos.

Sea como fuere, idos preparando porque, en unas pocas décadas, los pantalones (y la fusta) los llevarán ellas. Y quedad tranquilos, ya de paso, porque el fútbol femenino ha venido a su vez… para expulsar al masculino de las pantallas.

Tiempo al tiempo si no.

BIENVENIDOS A LA TIERRA

ENTRADAS RELACIONADAS:

La «noche de las lágrimas» en el trono de Mintaka (REDUX)

Ejemplo meridiano de SOCAVACIÓN de la imagen del VARÓN

¿Verdad que VOLAR cabezas de HOMBRES mola?

Prepara la estaca que viene la reina de Mintaka: sobre la mujer del FUTURO y el futuro del HOMBRE.

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/isabel-de-pacotilla

2 thoughts on “Isabel de Castilla, la nueva heroína de PACOTILLA del imaginario neofeminista

  1. En el caso que ocupa a esta entrada, si cabe tiene más pecado ya que el lema de los reyes de Castilla y Aragón, Isabel y Fernando era – si la memoria no me falla – «Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando» (*).

    Qué bueno sí, ya no me acordaba yo de eso de «tanto monta». Para una vez que parece que había IGUALDAD de verdad… bueno se ve que eso TAMPOCO le sirve al colectivo neofemisnista así 🙁

  2. Desde hace mucho tiempo ya no espero nada de la televisión que no sea propaganda y desinformación. Da igual el canal, el día y la hora que sea. Por eso ya no la veo. Me parto de risa cuando HBO, Netflix y las similares divisiones de negocio de las cadenas generalistas intentan convencerme a través de su publicidad machacona de que me gaste dinero en ellas para auto-narcotizarme con sus «exclusivas» series de mierda inyectadas en el cerebro a cascoporro. Vamos, que las tengo que ver hasta en el Metro por el móvil en todo momento y no levantar los ojos de la puta pantalla, no sea que me dé cuenta de lo que pasa a mi alrrededor. Cuanto más los veo esforzándose en intentar convercerme más ganas de leer y de hacer cualquier otra cosa que no sea ver la tele y su mierda me entran. Es un fenómeno exponencialmente proporcional. Han debido darse cuenta de que hay una parte de la población que se escapaba a la droga dura del fútbol y han decidido diseñar otra diferente para llevarnos al mismo pozo de pseudorealidad. Si a eso añadimos que las noticias son despachadas de una forma más que discutible, (lo de Greta Pataleta y su rollo planetario es un ejemplo), os aseguro que mi tele está encendida muy poco tiempo al día y casi siempre es para ver alguna película o documental concretos. Lo de la serie que mencionas, Admin, no me extraña en absoluto. Lo verdaderamente notable en estos días, sería que alguna serie o película que se basa en acontecimientos y/o personajes históricos, se ciñese a unos y otros rigurosamente. En el caso que ocupa a esta entrada, si cabe tiene más pecado ya que el lema de los reyes de Castilla y Aragón, Isabel y Fernando era – si la memoria no me falla – «Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando» (*). Es decir, tan importante y decisorio es una como el otro. Todo un alegato de verdadera igualdad, y más teniendo en cuenta la época en que vivieron ambos. Quizá por ese motivo hay que desmontar ese legado histórico y atribuir la cosecha de ambos monarcas sólo a ella (Isabel), reescribiendo groseramente, con deliberada y manifiesta inexatitud, la Historia. Pero no seamos malpensados. Es sólo entretenimiento. Nada de propaganda ni adoctrinamiento feminazi, eh? Ja.
    Gravísimo error para las mujeres creer que el éxito está en dejar de ser mujeres para comportarse como hombres.
    Gravísimo error de los hombres hacerse cómplice de esta ideología y aceptar ser ninguneado en el mejor de los casos, cuando no directamente criminalizado.
    Gravísimo error de ambos no atajar con total determinación esta manipulación encaminada a dividirnos y enfrentarnos.
    (*) https://ordorenascendi.blogspot.com/2013/06/tanto-monta-monta-tanto-isabel-como.html
    https://es.wiktionary.org/wiki/tanto_monta,_monta_tanto,_Isabel_como_Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 596.559 bad guys.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.