La OBEDIENCIA no es ninguna virtud… ¡es un puto GEN!

Ayer salí a desayunar, como de costumbre, al bar de la esquina.

Confieso que cada domingo, en ese bar, el RESPIRAR se hacía con DIFICULTAD por la abundancia de apestados fumadores.

Pero ayer 2 de enero, ya con la PROHIBICIÓN en marcha ¿sabéis? ¡he respirado como dios!… y sin embargo…

NO me alegro
🙁

Automáticamente he pensando que DEBÍA sentirme reconfortado por poder librar a mis narices y a mis pulmones de tanto humo, así que con idéntica velocidad me he parado a preguntarme entonces:

“¿POR QUÉ no me alegro?”

Como suele suceder en estos casos, Quien Soy Realmente no ha tenido que esperar siquiera a que yo completase mentalmente mi pregunta para RESPONDERME sin vacilar, convirtiendo aquella cuestión inicial en otra RETÓRICA y bien sencilla de contestar.

“No me alegro” -me respondí- “porque lo que huelo, en vez del humo, es la exagerada SUMISIÓN de la gente, su VOLUNTARIOSO deseo de cumplir la norma, cualquier norma, SIN CONTEMPLACIONES.”

En ese momento entra un tío fumando y pienso aliviado “¡joder! por fin un REBELDE”… pero no, era sólo un DESPISTADO que, al primer toque del camarero, apaga sin rechistar también su cigarro.

Que conste que no es mi deseo que cada fumador se ENCARE ni con los clientes ni con el gobierno, pero es que dicha situación me ha recordado, y CADA DÍA MÁS en los tiempos que corren, a aquella cita de aquél revelador cuento mío:

“La OBEDIENCIA, más que una virtud,
es la antesala de la ESCLAVITUD

A través de las normas IMPUESTAS los gobiernos DECIDEN qué podemos o no hacer y DECRETAN cómo los ciudadanos tenemos que vivir y comportarnos: cuantas más leyes… ¡menos justicia! ¡Qué ironía! ¿verdad? Las leyes son el cruel invento del Sistema para CONTROLAR a la plebe y, descubrirlo, una afrenta.

Y así es como el programa de la «OBEDIENCIA», más que en una virtud, se convierte entonces en LA ANTESALA DE LA ESCLAVITUD y como el hecho de obedecer, por tanto, se acaba reduciendo a la acción de SOMETERSE gratuitamente al deseo AJENO. Así que, obedeciendo tantas normas, pues, lo único que se consigue es RENUNCIAR A NUESTRA PERSONAL LIBERTAD PARA DECIDIR qué es lo mejor PARA NOSOTROS MISMOS en cada momento

“… cada día ven la luz más y más normas para FORZAR LA OBEDIENCIA y para LIMITAR y CONTROLAR cada uno de nuestros movimientos ya que, en última instancia, a quienes realmente gobiernan el mundo desde sus escondrijos, lo único que les preocupa es LIMITAR la capacidad de experimentación de los espíritus que habitan los cuerpos… ¡de sus amadísimos conciudadanos!

(“La antesala de la esclavitud”, Gornova V: bienvenidos a la Tierra)

Ya lo ves:
el comportarte como un ROBOT
te puede ayudar un día…
¡a cagar un ordenador! 🙂

Y pensando, ya de paso, en ese eficientísimo SOFTWARE de la obediencia me ha venido también a la mente uno de tantos artículos que leo últimamente:

“Corría el año 1150… cuando un joven francés llamado Etienne de La Boetie… proponía lo que Murray Rothbard describiría más tarde como «el principal dilema de la filosofía política: el misterio de la OBEDIENCIA CIVIL. ¿Por qué la gente, en cada lugar y era, OBEDECE las órdenes de un gobierno que siempre constituye no más que una pequeña MINORÍA de la sociedad?»

“OBEDECE: nunca confíes en lo que ven tus ojos,
cree en lo que te dicen” y,
si puede ser,
hazlo SIN RECHISTAR.

“Rothbar escribió que La Boetie comprobó que «cada tiranía debe estar levantada sobre la ACEPTACIÓN general del pueblo. En pocas palabras, la mayoría de la población, por las razones que sea, APRUEBAN su propio sometimiento. De no ser así, ninguna tiranía, ninguna norma gubernamental, duraría demasiado.

«Por lo tanto un gobierno no precisa ser elegido popularmente para gozar del beneplácito del pueblo, ya que este apoyo generalizado del populacho es la NATURALEZA misma de todos los gobiernos que perduran… incluyendo a las más OPRESIVAS tiranías. El tirano no es más que UNA persona que difícilmente podría ordenar la obediencia de otra persona, cuando menos la de un pueblo entero, si la mayoría de los súbditos no garantizasen su obediencia por propio CONSENTIMIENTO.

“Los LÍMITES de los tiranos los impone solamente
la CAPACIDAD de SUFRIMIENTO de aquellos a quienes oprime

«Y así es como este dilema se convierte en el problema central de la teoría política:

¿Por qué en cada rincón del globo
la gente CONSIENTE
su propia ESCLAVITUD

“The Milgram experiment
[El experimento de Milgram]”
(http://www.campaignforliberty.com, 06/09/2010)

Desconozco las razones que la estúpida psicología moderna puede aducir para intentar responder al enigma del Sr. La Boetie, sin embargo, para mi la explicación es bien sencilla:

Igual de fácil que le resulta a un informático PROGRAMAR un terminal para que haga lo que a él le venga en gana y a tiempo, pues lo mismo ha de ser para un GENETISTA -con el conocimiento y las herramientas necesarias- PROGRAMAR el ADN humano para que OBEDEZCA ciertas instrucciones y se COMPORTE como aquél prefiera.

Los que habéis leído mi libro y seguís este blog, los que sabéis ya de “minions” y de la SECUENCIALIZACIÓN del planeta, los que DETECTÁIS habitualmente estos comportamientos que hoy describo, seguro que no tenéis reparo alguno en SECUNDAR esto que digo.

Y a los ESCÉPTICOS e incondicionales del “no”, a todos ellos, les emplazo amablemente a que repasen la definición de la palabra “INSTINTO”.

Según la R.A.E.:

instinto:  1. m. Conjunto de PAUTAS de reacción que, en los animales,
contribuyen a la conservación de la vida del individuo y de la especie.”

Perdón, señores académicos, antes de nada:

“Pautas de reacción”
INSTALADAS ¿por QUIÉN?
y ¿PARA qué?

¿Entenderían los antiguos SUMERIOS algo de GENÉTICA “moderna”? 😉

Por otro lado:

¿Por qué se empecinan ustedes
en LIMITAR el sentido de la palabra,
exclusivamente,
al mundo ANIMAL
y a las tareas de  autoconservación
y de perpetuación de la especie?

¿Me estarán dando LA RAZÓN a la vista de semejante manipulación?

De ser así:

¿Por qué alguien nos querría
PROGRAMAR para procrear y sobrevivir,
por un lado,
y no para OBEDECER,

ya de paso,
o para cualquier otro capricho
de tan genial programador?

A la espera quedo, como siempre, de una respuesta MEJOR de cualquier psicólogo de pacotilla. 😉

Como ya refiriese en la introducción de “Gornova V: bienvenidos a la Tierra”
Nüwa y Fuxi fueron, según la tradición china,
los responsables de la CREACIÓN de los seres humanos.
Queda por demostrar, claro está,
si lo hicieron sólo con BARRO
o con los cachibaches de sus LABORATORIOS.
(A pesar de que a esta imagen y a la precedente
las SEPARAN  10.000 km y 4.000 años muy
probablemente,
nótese
la sugerente SIMILITUD de la simbología empleada)

Ya de vuelta al principio de la entrada y al incipiente estado POLICIAL donde la ley (“Estado de Derecho”) manda, ordena y NORMALIZA (secuencializa) el COMPORTAMIENTO de cada ciudadano de a pie, tal vez, cierto es, hoy día podamos ya respirar mejor libres de humos, pero daros cuenta de que la SOGA de la ley se cierra cada día con más fuerza también alrededor de nuestras GARGANTAS.

Entonces, decidme:

¿Qué será peor entonces,
respirar humo…
o NO RESPIRAR nada?

Y es que día tras día, este gobierno o el siguiente, sacará nuevas y rocambolescas PROHIBICIONES de su amplia manga. Algunas las “justificará” mejor que las otras, claro,…

….pero agarraos porque el mensaje LATENTE es que el gobierno “siempre” se sale con la suya.

Y con ello llegará también el día en el que se pondrá A PRUEBA el currículum de los aguerridos Simultáneos.

Pero entonces ya no será tan buena la idea ¿sabéis?… de ESCONDER la cabeza.

BIENVENIDOS A LA TIERRA.

ENLACES RELACIONADOS:
“Experimento de Milgram”

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/la-obediencia-no-es-ninguna-virtud-¡es-un-puto-gen

¡No te olvides de COMPARTIR!Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on Reddit

7 thoughts on “La OBEDIENCIA no es ninguna virtud… ¡es un puto GEN!

  1. yo tambien me paso lo mismo , cuando entre en la cafeteria, mire por vez primera el techo de esta, y por fin respiraba, y no olia a tabaco,…………….pero a la vez me entro en la nariz el inconfundible aroma del cuerno quemado.
    y entonces me di cuenta que :
    cuando se metieron con el botellon (moderado, no los pijos nenes gritones de ahora.) no hice nada para defenderlos.
    cuando establecieron la ley de horarios no hice nada para apoyarlos.
    cuando prohibieron por la playa ir sin camiseta no hice nada por animarlos.
    cuando prohibieron a los niños jugar al futbol o pelota e ir en triciclo o en bici, salvo que pagues en un polideportivo,no hice nada por evitarlo.
    cuando prohibieron el tabaco en casi todos los sitios, no hice nada , siquiera pensarlo un momento.
    hoy en el parque me puse a leer , y han venido a por mi. no tengo a nadie que se lamente por mi.

    me he dado cuenta que estamos en la antesala de la esclavitud, españa sera una provincia minion de china.

  2. Pasaos por ABC, Pérez-Reverte, hace un buen analisis de la situación.
    “Anna Frank fumaba. La delató un vecino, a la Gestapo”.

    Admin, “denúnciale” por plagio, jajajajaja

  3. Además de lo descrito en la entrada, obediencia y secuencialización, limitación de libertades individuales, intromisión inaceptable en la administración de negocios etc. etc… está además “el postre”: Se alecciona a la gente a que denuncie libre y anónimamente a los que incumplan la ley. O sea que si alguno de mis vecinos me tiene manía, simplemente le basta ir a una comisaría y decir que he fumado en el portal o en el descansillo de mi piso, para andarme tocando los cojones. La incomparable (por verdadera imposibilidad) ministra de sanidad anima a la gente a putearse entre si, al estilo de la Alemania nazi, la Unión Soviética stalinista o la postguerra española. No sólo buscan el sometimiento, parece que además han montado un enorme aparato detector de insumisos a través de aquellos a los que les encanta que alguien decida por ellos, recompensándolos adicionalmente con una pizca de poder. A eso se llama “fidelización”, y está más que estudiado por cualquiera que sepa algo de mercadotecnia. Eso es lo que hay.

  4. Lo mismo pensé yo el pasado domingo… “Qué de ovejas hay en este bar”.

    Si cuando digo que Asimov sabía más cosas de las que parece…. Del mismo modo que para los robots se “inventó” las tres reglas de la robótica (archiconocidas entre los lectores de sus novelas y también de verlas en películas como Robocop):

    – Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.
    – Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
    – Un robot debe proteger su propia existencia hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

    El que nos “inventó” como humanos debió establecer también unas reglas para ANULAR nuestro “LIBRE” albedrío. Entrecomillo la palabra LIBRE porque lo es para quien de verdad somos pero no para el sujeto paciente que deberá VIVIR la EXPERIENCIA PROGRAMADA, con cierta libertad pero siguiendo la linea principal establecida de antemano.

    No olvidemos que en definitiva hemos venido aquí a EXPERIMENTAR 🙂

  5. Al menos uno parece que se lo huele ….

    ES “UNA CORTINA DE HUMO” DEL GOBIERNO

    Un asador de Marbella se declara en rebeldía contra la ley antifumadores
    Un asador de Marbella ha colocado carteles en la cristalera del establecimiento que da al exterior en los que anuncia que no aplicará la ley antifumadores, normativa que califica como: “cortina de humo creada por nuestro Gobierno para tapar siete años de destrucción masiva de España”.

    http://s.libertaddigital.com/fotos/noticias/250_0_asador-rebelde1.jpg

    http://www.libertaddigital.com/sociedad/un-asador-de-marbella-se-declara-en-rebeldia-contra-la-ley-antifumadores-1276410928/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 559.886 bad guys.