La última «cruci-FICCIÓN», o… de cómo los Flavios INVENTARON el cristianismo para someter espiritualmente a los judíos

Se acerca la semana “santa” y ya empieza a echar humo “PropagandaTV” con su habitual EXALTACIÓN de la devoción cristiana. Así que no se me ha ocurrido mejor MOMENTO que éste para realizar ejercicio sin par de CONTRAPROPAGANDA. 😀

proptv

Mucho se ha hablado y se hablará estos días venideros sobre si Jesucristo nació aquí o allí; sobre si le crucificaron o se cruzó el Jordán en patera; sobre si la sábana “santa” es santa, sólo sábana o ni siquiera eso; sobre si Cristo dijo esto o aquello pero, si os dáis cuenta, la “polémica” nunca gira en torno a las preguntas ADECUADAS, como por ejemplo:

¿Existió realmente ese personaje?

¿Cómo es que no se conservan restos arqueológicos que ratifiquen su existencia?

¿Cómo se entiende que tan sólo UN escriba de la época haya puesto su pluma al servicio del reconocimiento de este señor? Dado el presunto CARISMA y la presunta RELEVANCIA del personaje de Jesús, cuesta creer que tan sólo UN historiador contemporáneo se haya hecho eco de sus “hazañas”.

¿Cómo se explica que la capital del cristianismo (Roma) se instalase precisamente ¡en la cuna de sus DETRACTORES!?…

En entradas pasadas ya mencioné el libro “La conspiración de Cristo”, de Acharya S., y cómo destapaba abiertamente toda la FICCIÓN que se escondía tras el personaje de Jesucristo. Tras terminar de leerlo, sin embargo, confieso que seguía echando algo en FALTA.

Independientemente del rollo manipulador y lavacerebros del programa típico de suplantación de fe más básico, echaba de menos UN POR QUÉ, una razón CLARA, COHERENTE y OBJETIVA para la manufacturación del cristianismo.

Y ahora, años más tarde, aparece ante mi semejante MOTIVACIÓN como por arte de… investigación. 😉

caesars-messiah

Joseph Atwill nos descubre en su espectacular obra “Caesar’s messiah: the roman conspiracy to invent Jesus [El mesías del César: la conspiración romana para inventar a Jesús]” todos esos POR QUÉS, todos esos quiénes, cómos y para qués, y responde una a una todas aquellas preguntas incómodas que “PropagandaTV” evita mencionar.

Para comprender el contexto y las motivaciones tanto de los invasores (romanos) como de la resistencia (judíos) habremos de retroceder sin remedio al panorama geopolítico de la Judea del siglo primero de nuestra era.

Sin más dilación, os dejo con las palabras del autor:

“En la mente popular, y en la mente de todos los estudiosos, el origen del cristianismo está bien claro: la religión vió la luz como un movimiento de los seguidores de clase baja de un maestro judío radical durante el siglo primero de nuestra era. Por un buen número de razones, sin embargo, yo no comparto esa certeza. Durante la época de Jesús existían muchos dioses que hoy son considerados como ficticios, y jamás se ha encontrado resto arqueológico alguno de ellos.

“Sin embargo, lo que más contribuyó a mi excepticismo fue que, en el momento exacto en el que los seguidores de Jesús estaban supuestamente organizándose en torno a una religión que urgía a sus miembros a «poner la otra mejilla» y a «dar al César lo que es del César», otra secta judía estaba librando una guerra religiosa CONTRA LOS ROMANOS.

zelotes

“Esta secta, los Sicarios, también creía en la llegada del mesías, pero no de uno que proponía la paz. Esperaban un mesías que les liderase MILITARMENTE. Parecía implausible, pues, que dos formas de judaísmo mesiánico tan OPUESTAS hubiesen emergido de Judea al mismo tiempo.

“Y por esto es por lo que los manuscritos del Mar Muerto resultaban de tanto interés para mi (…)

“También empecé estudiando los otros dos trabajos más importantes de aquella era, el Nuevo Testamento y «La Guerra de los Judíos», de Flavio Josefo, un miembro ADOPTADO por la familia real (…) Mientras comparaba estos trabajos descubrí una conexión entre ellos. Ciertos eventos del ministerio de Jesús parecían guardar muchas similitudes con otros episodios de la campaña militar del emperador romano Tito Flavio mientras intentaba someter a los judíos rebeldes de Judea. Mis esfuerzos para comprender esta relación me llevaron a descubrir el increíble secreto que se convirtió en el argumento de este libro: esta familia imperial, los Flavios, crearon el cristianismo y, lo que es más increíble todavía, incorporaron una habilidosa sátira de los judíos tanto a los Evangelios como a «La Guerra de los Judíos» para informar de este hecho a la posteridad.

La dinastía Flavia duró desde el 69 al 96 de nuestra era, exactamente durante el mismo período en el que la mayoría de los expertos creen que se escribieron los Evangelios. La formaban tres césares: Vespasiano y sus dos hijos, Tito y Domiciano. Flavio Josefo, el miembro adoptado por la familia que escribió la «Guerra de los Judíos», se convirtió en su historiador oficial (…)

“Para comprender las condiciones históricas que provocaron que los Flavios inventasen el cristianismo uno necesita comprender la situación política que la familia enfrentaba en la Judea del año 74, tras la caída de los Sicarios, un movimiento de judíos mesiánicos (…)

“El proceso que llevó en última instancia a los Flavios a conquistar Judea formaba parte de una lucha más amplia y duradera, aquella entre el judaísmo y el helenismo.”

Tras casi doscientos años de guerra heleno-judaica, explica el autor,…

“En el año 40, el último rey macabeo [una estirpe de recelosos judíos], Matías Antigono, tomó el control del país. Por estas fechas, sin embargo, la familia Herodes ya estaba firmemente afincada como representación de Roma en la región y, con el apoyo de ésta, derrocó a Matías y se aseguró el control de Judea.

“Tras la destrucción del estado Macabeo emergen los Sicarios, un nuevo movimiento opuesto al control de los Herodes y de los romanos. Era un movimiento de judíos de clase baja, llamados originalmente «Zelotes», que dieron continuidad a la lucha religiosa de los macabeos contra el control extranjero de Judea y que buscaban la restauración de la «Tierra de Israel».

“Los esfuerzos de los Sicarios alcanzaron el clímax en el año 66 tras conseguir expulsar a las tropas romanas del país. Entonces el emperador Nerón ordenó a Flavio Vespasiano entrar en Judea con un gran ejército y acabar con la revuelta. La violenta contienda dejó el país devastado y concluyó con la captura de la fortaleza judía de Massada por los romanos en el año 77.

massadaFortaleza de Massada

“En mitad de la guerra con los judíos fuerzas leales a la familia Flavia en Roma se rebelaron contra el último de los emperadores Julio-Claudios, Vitelio, y tomaron la capital. Vespasiano volvió entonces a Roma para ser proclamado emperador, dejando a su hijo Tito en Judea para terminar de ocuparse de los rebeldes (…)

[A pesar de su derrota]… muchos judíos seguían creyendo que dios les enviaría un mesías, un hijo de David, que les lideraría contra los enemigos de Judea. Flavio Josefo cuenta que lo que más «estimulaba» a los Sicarios a luchar contra Roma fue, precisamente eso: sus creencias de que dios enviaría un mesías a Israel que convertiría su fidelidad en una victoria MILITAR. Y es que, aunque los Flavios, los Herodes y los Alejandros habían terminado con la revuelta judía, las familias todavía no habían conseguido destruir la religión mesiánica de los rebeldes.

“Necesitaban encontrar, pues, una manera de impedir que los Zelotes inspirasen futuras revueltas basándose en la creencia de la venida de un mesías BELICISTA.

mesias-esperado

¿Como éste? 😉

“Entonces alguien tuvo una inspiración, una que cambió la historia.

“La manera de domesticar el judaísmo mesiánico consistiría en su simple transformación en otra religión que COOPERASE con el Imperio Romano. Para conseguir sus objetivos iban a necesitar una NUEVA LITERATURA mesiánica. Y así es como vieron la luz los Evangelios cristianos.

“En una convergencia única en la historia, los Flavios, los Herodes y los Alejandros dieron forma a los elementos necesarios para la creación y la implementación del cristianismo. Poseían la motivación financiera para reemplazar la religión belicista de los Sicarios, el conocimiento suficiente del judaísmo y de la burocracia y la filosofía necesarias para implementar una religión (de hecho, los Flavios ya crearon y mantuvieron un buen número de ellas aparte del cristianismo). Más aún, estas familias eran los governantes absolutos de los territorios donde aparecieron las primeras congregaciones de cristianos.

“Para manufacturar los Evangelios se requería un profundo conocimiento de la literatura judaica. Pero los Evangelios no deberían simplemente reemplazar los textos antiguos, sino que deberían ser reescritos de manera que atestiguasen que el cristianismo suponía el cumplimiento de las profecías del judaísmo y que, por ello, surgieron directamente de él.

“Para conseguir estos efectos los intelectuales Flavios hicieron uso de una técnica literaria muy utilizada en la literatura judaica: la tipología, un género que no se usa mucho hoy en día.

“En su sentido más básico, la tipología consiste en la utilización de eventos previos para proporcionar un contexto para los siguientes –similar al uso de arquetipos o estereotipos para crear un nuevo personaje en literatura. La tipología de los Evangelios es muy específica: utiliza la repetición de nombres, lugares o conceptos en IDÉNTICA secuencia.

“La tipología se ha utilizado frecuentemente en la literatura judaica para dar sentido y transferir información de una historia a la otra, para mostrar el patrón de la «mano de dios» en acción. Por ejemplo, el libro de Esther utiliza escenas tipo de la historia de José en el libro del Génesis, de forma que el astuto lector comprenderá que Esther y Mardoqueo están calcando el rol de José como agente de dios.

JoséEsther/Mardoqueo
Alcanza una elevada posición en el gobierno egipcio gracias a su belleza y sabiduría.Esther alcanza una elevada posición en el gobierno persa gracias a su belleza y sabiduría.
La buena acción de José (interpretando el sueño del mayordomo) es olvidada durante largo tiempo.La buena acción de Mardoqueo (salvando la vida del rey) es olvidada durante largo tiempo.
Un personaje rehúsa escuchar –“ella le habló cada día a José pero éste rehusó escuchar” (Génesis 39:10)Un personaje rehúsa escuchar –“se lo dijeron cada día rehusó escuchar” (Esther 3:4)
El jefe de los sirvientes del faraón es ahorcado.El jefe de los sirvientes del rey es ahorcado.
José le revela al faraón su identidad después de un banquete.Esther le revela al rey su identidad después de un banquete.

“Los autores de los Evangelios utilizaron la tipología para crear la impresión de que ciertos eventos de las vidas de profetas hebreos pretéritos eran realmente eventos de la vida de Jesús. Con ello, pretendían hacer creer a sus lectores que su historia de Jesús era una CONTINUACIÓN de la relación divina que existía entre los profetas hebreos y dios.

“Nada más empezar los Evangelios los autores crearon una clarísima relación tipológica entre Jesús y Moisés (…)

“La secuencia comienza en Mateo 2:13, donde se describe a José llevando a Jesús, a quien representa como la «nueva Israel», a Egipto.

“Este evento aparece igualmente en Génesis 45-50, donde otro José previo lleva a Egipto a la «vieja Israel».

“Los autores de los Evangelios asociaron a su José con el anterior con bastante más que un nombre y un viaje a Egipto. El Nuevo Testamento describe a José, al igual que a su homólogo en la biblia hebrea, como un soñador que mantiene contacto con una estrella y con unos hombres sabios.

“Ambas historias al respecto del viaje de José a Egipto continúan con la descripción de una masacre de inocentes, si bien dichos relatos no coinciden a la perfección (…)

“Sin embargo, la tipología utilizada en la literatura judaica no precisa de descripciones o citas literales, sino que el autor toma de un evento previo tan sólo la información necesaria para permitirle al lector reconocer que el evento descrito está relacionado con el anterior. En este caso, cada historia de la masacre de los inocentes describe a niños pequeños siendo masacrados por un temeroso tirano y la salvación del futuro salvador de Israel.

“Los autores del Nuevo Testamento continúan entonces apuntando al Éxodo haciendo que un ángel le diga a José: «Todos los que procuraban la muerte del niño han muerto» (Mateo 2:20). Esta cita parece calcada de aquella otra hecha a Moisés, el primer salvador de Israel, en Éxodo 4:19: «Han muerto todos los hombres que buscaban tu vida». Las similudes continúan con el bautismo de Jesús (Mateo 3:13), que refleja perfectamente el bautismo de los israelitas (al cruzar las aguas) descrito en Éxodo 14. Seguidamente, Jesús pasa 40 días en el desierto, lo cual es comparable con los otros 40 años que los israelitas vagaron por idéntico paraje. Durante ambos viajes se producen tres tentaciones.

“En Éxodo, es dios quien es tentado; en los Evangelios, es Jesús, su hijo. En Éxodo, son los israelitas quienes tientan a dios. Primero le tientan pidiéndole pan, en cuyo momento aprenden que «no sólo de pan vive el hombre» (Éxodo 16). La segunda vez es en Massah, donde se les advierte de no «tentar al señor» (Éxodo 17). En la tercera ocasión, cuando construyen el becerro de otro en el monte Sinaí (Éxodo 32), los israelitas aprenden a «temer al señor y a servirle sólo a él».

“Las tres tentaciones de Jesús, por otro lado, corren a cargo del diablo y son un CALCO de las de los israelíes a dios, como muestran las respuestas de aquél.

“A su primera tentación Jesús responde: «No sólo de pan vivirá el hombre» (Mateo 4:4); a la segunda: «No tentarás al señor tu dios». (Mateo 4:7); y, a la tercera: «Al señor tu dios adorarás, y a él sólo servirás» (Mateo 4:10).

“Si bien los paralelismos entre Jesús y Moisés son tipológicos y no literales, la SECUENCIA en que estos eventos se suceden sí que lo es. El hecho de que conceptos similares se sucedan en el MISMO ORDEN es prueba de que Moisés, el primer salvador de Israel, fue utilizado de PLANTILLA o MOLDE para Jesús, el segundo salvador de Israel.

“La secuencia tipológica de Mateo que erige a Jesús en el nuevo salvador de Israel es bien conocida por los expertos. Sin embargo, lo que no ha sido descubierto hasta la fecha es que la historia también ilustra la perspectiva política de los creadores del Nuevo Testamento. En la biblia hebrea son los israelitas quienes tientan a dios, pero fíjate como, en la historia paralela del Nuevo Testamento, es el diablo quien aparece en su  lugar. Eso de identificar a los israelitas con el diablo es muy consistente con lo que los Flavios pensaban de los judíos mesiánicos, que eran DEMONIOS.

(…)

“Utilizando escenas de la literatura judaica como plantillas para eventos del ministerio de Jesús, pues, los autores esperaron convencer a sus lectores de que los Evangelios eran una CONTINUACIÓN de la literatura tradicional hebraica que había inspirado a los Sicarios a rebelarse y, por tanto, de que Jesús era el mesías que los rebeldes estaban esperando que dios les enviase [para librarse del control extranjero].

“De esta forma le privarían al judaísmo mesiánico de todo su poder para provocar insurrecciones, ya que el mesías no estaría por llegar, como creían, sino que YA LO HABÍA HECHO. Mejor todavía, el mesías no era el líder militar y xenófobo que los Sicarios esperaban, sino una persona multicultural que urgiría a sus seguidores a «poner la otra mejilla».

pastor

“Si los Evangelios nada más hubiesen conseguido reemplazar un movimiento mesiánico belicista con otro PACIFISTA, entonces habrían contado como uno de los trabajos de PROPAGANDA más eficientes de la Historia. Pero los autores no se conformaron con eso. No sólo pretendían con ello pacificar a los religiosos guerreros de Judea, sino conseguir que adorasen al César como a un dios (…)

“Las poblaciones de las provincias romanas disfrutaban entonces de libertad de culto, si bien estaban obligadas a permitir que el César fuese igualmente adorado en sus templos. Sin embargo, esto parecía totalmente incompatible con el monoteísmo judaico. Tras terminar la guerra del 66-73, Flavio Josefo escribió que, sin importar ni cuanto ni como torturase Tito a los Sicarios, siempre se negaron a llamarle «Señor».

“Para salvar la terquedad religiosa de los judíos, pues, los Flavios CREARON UNA RELIGIÓN que adorase al César sin que sus seguidores se diesen cuenta.

“Para conseguirlo utilizaron el mismo método tipológico que usaron para relacionar a Jesús con Moisés, creando conceptos, secuencias y localidades paralelas. Crearon el ministerio entero de Jesús como un «tipo» [un CALCO] de la campaña militar de Tito. Esto es, sucesos de los ministerios de Jesús son representaciones simbólicas de eventos de la campaña de Tito.

“Y para demostrarnos que esas escenas tipológicas no aparecían por casualidad, los autores las situaron en los Evangelios en la MISMA SECUENCIA y en las MISMAS LOCALIZACIONES en que sucedieron durante la campaña militar referida.

“Las escenas paralelas fueron designadas para crear una línea argumental diferente de la que aparece a simple vista. Este argumentario tipológico revela que… el verdadero Jesús que los cristianos llevan adorando inconscientemente durante 2000 años, no era otro que TITO FLAVIO.

tito-flavio

“El descubrimiento de la invención Flavia del cristianismo aporta un nuevo marco de comprensión de todo el siglo primero de nuestra era. Tal revelación es desconcertante, pero el lector encontrará los siguientes puntos de utilidad para asimilar la nueva historia que este trabajo representa:

–     El cristianismo no se originó entre las clases bajas de Judea. Fue una creación de una familia imperial romana: los Flavios;

–     Los Evangelios no fueron escritos por los seguidores de un mesías judío, sino no por el círculo intelectual de tres emperadores Flavios: Vespasiano y sus dos hijos, Tito y Domiciano;

–     Los Evangelios se escribieron tras la guerra judeo-romana de los años 66-73, y muchos de los eventos de los ministerios de Jesús son descripciones satíricas de sucesos de aquella contienda;

–     El propósito del cristianismo fue uno de SUPLANTACIÓN. Fue designado para reemplazar el movimiento mesiánico militarista y nacionalista de Judea con una religión PACIFISTA que aceptase el mandato de Roma.

(…)

“Todos los expertos se han encontrado con la misma dificultad para comprender la Judea del siglo I: la falta de documentos históricos. Antes de que fuesen descubiertos los Manuscritos del Mar Muerto, los únicos documentos que describían de primera mano los sucesos de la Judea de aquella época eran el Nuevo Testamento y los trabajos de Josefo. (…)

“Esta ausencia es INUSUAL. En Grecia, por ejemplo, se han descubierto MILES de textos de esa misma época (…)

[Tan sólo por pura casualidad] los ÚNICOS trabajos que han sobrevivido a este siglo de guerra religiosa, los Evangelios y las historias de Josefo, están escritos desde una perspectiva ROMANA.

“El perfil de ciudadano que proclaman tanto los textos de Josefo como el Nuevo Testamento ha sido muy bien acogido por Roma. Cada obra promulga la santidad de la OBEDIENCIA. Y ambos mantienen la idea de que, si dios le entregó a los romanos su poder, entonces es contrario a dios el oponérseles.

“Por ejemplo, el apóstol Pablo enseña que los jueces y los magistrados romanos suponían una amenaza sólo para los malhechores:

«Por tanto, el hombre que se rebele contra sus gobernantes se estará oponiendo a la voluntad de dios… por esto mismo pagáis impuestos, por que los recaudadores son ministros del señor, consagrando sus energías a esta labor» (Romanos 13:2-6)

“De forma que los únicos textos que describen la Judea del siglo I comparten una visión POSITIVA hacia Roma. ¿Por qué será que sólo han sobrevivido estos trabajos?

“Sospecho que tanto el Nuevo Testamento como los trabajos de Josefo se han perpetuado en el tiempo porque ambos fueron CREADOS y PROMOCIONADOS por Roma.

Como ya se dijo anteriormente, la victoria de Tito Flavio sobre los Sicarios no fue completa hasta que no consiguió que se le reconociese como dios, por ello,…

“Incapaz entonces de torturar a los judíos para que renunciasen a su fe y le rindiesen culto a él, Tito y sus intelectuales crearon una versión del judaísmo que adorase a Tito sin que se percatasen sus seguidores. Cuando esta inteligente maniobra literaria fuese finalmente ideada, Tito podría mostrarle por fin a la posteridad que no había fracasado en su intento de hacer que los judíos le llamasen «Señor».

“Aunque tradicionalmente el Nuevo Testamento se entiende como un documento religioso, en realidad se trata de un documento POLÍTICO: es un monumento a la vanidad del César (…)

Tito antedató [puso una fecha FALSA y ANTERIOR a los hechos] el ministerio de Jesús al año 30, otorgándole de esta forma la capacidad de PREVER eventos futuros. En otras palabras, Jesús fue capaz de profetizar con certeza eventos de la futura guerra contra los romanos sólo porque ésta YA SE HABÍA PRODUCIDO. [La campaña real de Tito proporcionó los personajes, lugares y eventos, que servirían como PLANTILLA para la redacción de los Evangelios]

“Como parte de dicha estrategia, las historias ficticias de Josefo fueron manufacturadas para JUSTIFICAR la existencia de Jesús y el seguro cumplimiento de sus profecías.

“A sabiendas de que la pasada afirmación provocará excepticismo, o debería hacerlo, uno necesita recordar que, según la manera en que el propio cristianismo describe sus orígenes, no sólo parece sobrenatural, sino históricamente ILÓGICO: el Cristianismo, un movimiento que fomenta el PACIFISMO y la OBEDIENCIA hacia Roma, dice haber surgido de una nación involucrada en una guerra de un siglo de duración con la misma Roma (…) las estructuras de autoridad de la iglesia, sus sacramentos, su colegio de obispos y hasta el título de su máximo mandatario (sumo pontífice), todos tienen su origen en la tradición romana, y no en la judaica.

expolio-temploDetalle del Arco de Tito, Foro itálico, Roma.

“Adicionalmente, el cristianismo original era también romano en su visión global del mundo [SECUENCIAL ;)]. Esto es, al igual que el Imperio Romano, el movimiento se vió a sí mismo como mandatado por dios para EXPANDIRSE por el mundo. Con anterioridad al cristianismo, no se sabe de religión alguna que se haya destinado a sí misma a conquistar, a convertirse en la religión de toda la humanidad (…)

“(…) el Nuevo Testamento y las historias de Josefo dan a entender que el mesías no era el líder nacionalista que [los Sicarios] esperaban, sino un PACIFISTA más bien que predicaba [muy convenientemente] la colaboración con Roma.

(…)

“Y ¿por qué fue Roma, supuestamente el centro de la PERSECUCIÓN cristiana, elegida entonces como el cuartel general de la iglesia?

Un origen ROMANO podría explicar por qué el obispo de Roma se convirtió más tarde en el sumo pontífice de la iglesia (…) y cómo los Flavios se habrían convertido en los primeros [romanos] cristianos ya que, habiendo INVENTADO la religión ellos mismos, pues sí, entonces por definición habrían de convertirse en los PRIMEROS cristianos.”

Por otro lado, a nadie debe extrañarle que los Flavios INVENTASEN a un “dios”:

Cuanto más visto era un emperador como un dios, más fácil le resultaba mantener su control sobre ellos. Ciertamente, los Flavios se concentraron en manipular a las masas (…)

“Así, los cultos imperiales que convertían a los emperadores en dioses y hacedores de milagros parecen haber sido creados simplemente por resultar políticamente útiles (…)

“No en vano, la ventaja de añadir uno su familia a una lista de divinidades atrajo a no pocos emperadores romanos: 36 de los 60 emperadores desde Augusto a Constantino y 27 miembros de sus familias fueron elevados a la figura de dios y recibieron el título de «diuus».

(…)

“Pero la teoría del cristianismo como una invención romana no se inicia con este trabajo. Bruno Bauer, un erudito alemán del S. XIX, creía que el cristianismo era el intento de Roma para crear una religión que animase a los esclavos a aceptar su estatus en la vida. Ya en nuestra era, Robert Eisenman llegó a la conclusión de que el Nuevo Testamento era la literatura de un movimiento mesiánico judaico reescrito para darle una perspectiva PRORROMANA (…)

“(…) el Nuevo Testamento fue creado (…) como una SÁTIRA de la campaña de Tito Flavio en Judea. La prueba de esto la encontramos en que tanto Jesús como Tito compartieron experiencias IDÉNTICAS en los mismos lugares y en la misma secuencia. Dichos paralelismos se muestran demasiado exactos y demasiado complejos como para poder haberse dado por simple casualidad (…)

“Los Evangelios fueron diseñados como una aparente sátira, como se desprende cuando se leen en conjunción con «La Guerra de los Judíos». De hecho, demostraré que los cuatro Evangelios y «La Guerra de los Judíos» fueron manufacturados como un solo texto cuyos personajes e historias interactúan. Esta interactuación le confiere un oscuro sentido cómico a muchas de las frases de Jesús (…) Comprendiendo su nivel de comedia negra el Nuevo Testamento revela, por ejemplo, que los apóstoles Juan y Simón no eran más que crueles sátiras de Simón y de Juan, los líderes de la rebelión judía.

“A lo largo de este trabajo me refiero a los ministerios de Jesús como una SÁTIRA de la campaña militar de Tito (…)

“Para demostrar que los ministerios de Jesús eran precursores de la campaña de Tito, los autores del Nuevo Testamento y de «La Guerra de los Judíos» utilizaron la técnica de la tipología: (…) incidentes clave del ministerio de Jesús fueron creados como «patrón», o base profética, para ciertos eventos de la campaña de Tito (…)

“También demostraré que Josefo FALSIFICÓ las fechas de ciertos eventos de «La Guerra de los Judíos» para hacer creer que las profecías de Daniel sucedieron durante la guerra entre los romanos y los judíos, con el objeto de «demostrar» que, como afirmaba el Nuevo Testamento, el «hijo de dios» vaticinado por Daniel era Jesús.”

Y como ejemplo de tan descarados paralelismos entre los Evangelios y «La Guerra de los Judíos» de Josefo, el autor cita el archiconocido evento de los «pescadores de hombres» en el Mar de Galilea.

“En el siguiente pasaje, Jesús aparece al comienzo de sus ministerios pidiéndoles a Andrés y a Simón, y a los «hijos de Zebedeo», «uníos a mi» y convertíos en «pescadores de hombres»:

«Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

Y les dijo: “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres»”. (Mateo 4:17-19)

(…)

“En otro pasaje del Nuevo Testamento, Jesús vaticina que las ciudades del lago Genesareth (mar de Galilea) sufrirán tormento por su perversidad:

«Ay de ti, Corazaín! Ay de ti, Betsaida!

Y tú, Cafarnaúm, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida;» (Mateo 11:21-23)

mapa-genesaret

“En «La Guerra de los Judíos», por otro lado, Josefo describe una batalla naval en la que los romanos cogían a los judíos COMO A PECES:

«Este lago es llamado Genesareth por las gentes del lugar (…)

Tenían gran cantidad de barcos (…) y estaban muy bien equipados para combatir.

Pero, mientras los romanos construían una empalizada alrededor de su campamento, JESÚS y su banda decidieron atacar.

(…) los romanos abordaban sus barcos, espada en mano, y acababan con sus vidas (…)

Y los que se hundían en el mar, si sacaban la cabeza del agua, pues o bien eran atravesados por los dardos o arrollados por los barcos; pero, si en el peor de los casos intentaban nadar hacia sus enemigos, entonces los romanos les cortaban las cabezas o las manos» (…) (La Guerra de los Judíos, III, x, 463,466-467,256-527)

“Evidentemente, cualquier paisano del siglo primero que hubiese escuchado las dramáticas profecías de Jesús acerca de lo que habría de sucederles a los habitantes de las ciudades vecinas del lago Genesareth, y que además hubiese sabido del pasaje anterior de «La Guerra de los Judíos» donde se describía su destrucción, seguramente habría interpretado tal yuxtaposición como evidencia de la divinidad de Cristo. Y es que, lo que Jesús profetizó es justo lo que Josefo dijo que había sucedido.

“Sin embargo, una persona sin la educación adecuada jamás habría podido comprender que otra «profecía» se estaba también cumpliendo en los pasajes mencionados. Me refiero a la llamada de Cristo a convertirse en «pescadores» de hombres en el contexto en el que los judíos serían ATRAPADOS COMO PECES durante la guerra venidera con Roma.

“Cualquier patricio, sin embargo, que conociese los detalles de la batalla del Genesareth podría descubrir la IRONÍA de un mesías que fue llamado «salvador» inventando la frase «pescadores de hombres» desde la playa mientras los judíos eran ATRAPADOS COMO PESCADOS. La sombría COMEDIA, pues, resulta evidente.”

Bueno, pues hasta aquí hemos llegado yo y las hipótesis de este señor. No sé a vosotros, pero a mi me parece la cosa más COHERENTE que he escuchado al respecto. Y ahora, el que desee conocer el resto de los paralelismos que denuncia el Sr. Atwill pues no le queda otra que leer su obra.

Espero haber podido ayudar a más de uno, con esta entrada, a contemplar estos días la ÚLTIMA «cruciFICCIÓN» de su vida… y a ELIMINAR para siempre esta religión de su lista particular de creencias.

Que no te cueste desapegarte, lector, total, será por CREENCIAS… 😛

BIENVENIDOS A LA TIERRA.

ENTRADAS RELACIONADAS:
“«Hunab ku»: el CORAZÓN de «matrix», el DESPACHO de los Directores del Juego… y el NACIMIENTO de la religión” (24/05/2012)
“El cumpleaños del SOL… o la falsa natividad” (25/12/2009)

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/la-ultima-cruci-ficcion-o-de-como-los-flavios-inventaron-el-cristianismo-para-someter-espiritualmente-a-los-judios

8 thoughts on “La última «cruci-FICCIÓN», o… de cómo los Flavios INVENTARON el cristianismo para someter espiritualmente a los judíos

  1. El Cristianismo es un invento judío para minar al Imperio Romano. Como los judíos no tenían fuerzas militares para librarse del yugo romano, apelaron a unos vulgares kamikazes subversivos fanáticos que gustosamente aceptaron a martirizarse con una finalidad puramente minera (ésto es: zapadores teológicos que sacavaron por indoctrinación los cimientos identitarios del Imperio). Es lo que se conoce como la estrategia de la avispa negra, ya que así (inoculándole sus huevos, que al eclosionar serán larvas que devorarán a su huesped desde adentro) destruye a la pobre indefensa tarántula. En ese sentido, es claro que el origen de la pérfida e insidiosa masonería luciferina (mafia edomita) que -desde Juan XXIII hasta hoy- infiltró hasta el mismísimo Papado, al punto tal que los jázaros Rothschild -fundadores y dueños del Estado SATurNISTA de Idumea que usurpó el nombre de Jacob- es al menos del año 43 DC (Herodes). La Biblia es un monumento a la absurda Disociación Cognitiva, porque el Nuevo Testamento, Libro de la Nueva Alianza (Juan 8:44) es incompatible -por autocontradictorio -con el Viejo, Pentateuco (Deut. 20:16), base de las abominables apóstatas herejías judaizantes (Gal. 2:14). El verdadero Israel es la Iglesia de Pedro, pues Dios reemplazó a los judíos y los sustituyó por los Gentiles (Católicos) como su Pueblo Elegido (Rom. 11:17). La biblia es un libro judío, escrito por judíos, y para un pueblo judío.
    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/conspiraciones/564003-judios-inventaron-cristianismo-someter-a-gentiles-2.html
    http://www.ilustrados.com/tema/1309/religion-invento-neolitico—-cristianismo.html
    http://www.gabitos.com/losdiscipulos/template.php?nm=1437253641

  2. Sin duda, tiene bastante sentido que el Imperio Romano utilizara la RELIGIÓN para controlar a las MASAS.

    Si bien, Tito fue el origen… El Emperador Constantino promovió el Concilio de Nicea (El “manual de usuario”), posteriormente Teodosio se encargó de que desapareciera la Biblioteca de Alejandría (donde estaba el conocimiento de casi todo lo conocido hasta ese momento) además de emitir leyes que castigaban al se saliera de la norma marcada por dicho Concilio de Nicea y la cosa no mejoró con Justiniano, que se encargó de que se asesinara a todo “hereje” que pensara distinto de lo que promovía la religión cristiana. (Más detalles en “Los Dioses del Eden” de William Bramley).

    Actualmente, la religión se ha sustituido por el DINERO y los Judíos siguen esperando a su mesías. 🙂

  3. “muy buen trabajo, solo me queda una duda

    donde pones…
    Jesús pasa 40 años en el desierto, lo cual es comparable con los otros 40 años que los israelitas vagaron por idéntico paraje.

    cuantos años vivio, si paso 40 años en el desierto?, no lo habian matado a los 33 (masones) años?”

    ¡¡¡¡Aaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!

    Error de traducción. Mea culpa. 😉

    Gracias!

  4. muy buen trabajo, solo me queda una duda

    donde pones…
    Jesús pasa 40 años en el desierto, lo cual es comparable con los otros 40 años que los israelitas vagaron por idéntico paraje.

    cuantos años vivio, si paso 40 años en el desierto?, no lo habian matado a los 33 (masones) años?

  5. Bien podría haber sido el cristianismo un asunto puramente administrativo y burocrático del imperio para normalizar la fe y poderla controlar. No mucho más tarde (históricamente hablando) en el Concilio de Nicea se sentaron también las bases de la fe cristiana y su expansión en base a un “manual de usuario” para una aplicación homogénea y unificadora del cristianismo. El cristianismo además tiene en muchas de sus figuras tanto humanas como divinas claros paralelismos con figuras paganas de la época. Más parece un refrito de varias religiones, personajes y sucesos buscando que la gente se identificara masivamente con una creencia. Establecer un línea de pensamiento único y simplificar la “gestión de masas”. Poco más o menos como ahora.

  6. Yo también fui FAN de Dragon Ball! Eso explica muchas cosas. Recuerdo que de pequeño daba kamehames invisibles en el aire, contra nadie en particular, no estaba tan loco. Lo que detesto del Jesús que nos pintan es su aire mesiánico que lo convierte en poco más que un Harry Potter elegidos y aclamado por las multitudes… cuando más bien pienso debió sentirse como un pulpo en un garaje. ¿A alguien le suena? Pues claro, Jesús somos tú, yo, el otro. El mito se refiere a lo que tú eres y por eso puede resonar en ti, ahí está la gracia y la trampa.

  7. “Pues bien, podría decirse que Superman es una actualización mitológica en nuestros días de la figura mitológica de Jesús. ¿Estás de acuerdo o lo ves muy descabellado?”

    Una vez, viendo hace mucho “Bola de dragón” me vino a la cabeza instintivamente: “¡coño! ¡yo puedo hacer eso!”. Después pensé que, evidentemente, habría de ser SIN este cuerpo. 😉

    Por otro lado, cualquier paseo por el ASTRAL le puede dar a cualquiera la sensación de que los poderes de Superman son IRRISORIOS.

    Finalmente, creo que las habilidades de los superhéroes nos llegan a todos como simples METÁFORAS en la 3a densidad de las VERDADERAS capacidades de Quienes Somos Realmente. De ahí mi comentario inicial.

    “…todo indica que lo que “hizo nacer el mito” debió ser un acontecimiento de colosales dimensiones o fuerza, de otro modo no se explicaría que su “onda expansiva” siga imparable en el tiempo y Jesús esté de moda en pleno s.XXI…”

    O eso, o que la MAYOR MENTIRA de la historia se ha ido pasando de boca a oido, CADA DOMINGO, desde hace dos mil años. 😉 Se llama PROPAGANDA, e intenta calcar la VERDAD de nuestro ÚNICO y PARTICULAR dios: Quienes Somos Realmente.

    A mi modo de ver, sólo por eso a muchos nos “resuena”, como dices, a verdad… hasta que DEJA de resonar, claro está. 😉

    Entiendo, sin embargo, que os cueste aceptar el contenido de esta entrada… y es que uno no deja de creer en algo de hoy para mañana.

    1 abrazo!

  8. Tampoco creo que Jesús existiera como persona real, más bien lo entiendo como una actualización en su época de un mito anterior. Y si “Jesús” es la herencia de otro mito habría que preguntarse qué hay detrás de ese otro mito y así sucesivamente… Si siguiésemos tirando del hilo estoy convencido de que llegaríamos a un acontecimiento o figura que de hecho fue REAL (quizás no en nuestro plano)… Pero para creer en algo así, como para otras muchas cosas, sólo disponemos de la FE. Es evidente que nadie nos proporcionará ninguna prueba de su existencia y si fuera así seguro que sería rebatida por parte de otro grupo. Para ser justos habría que preguntarse también a que propaganda responde el libro de la señorita Acharya. ¿Existe Superman? Pues bien, podría decirse que Superman es una actualización mitológica en nuestros días de la figura mitológica de Jesús. ¿Estás de acuerdo o lo ves muy descabellado?

    http://img.desmotivaciones.es/201112/principal_4.jpg

    Por tanto, no importa tanto el personaje si acaba PREVALECIENDO el mito. Ojo, que sólo es mi punto de vista. Pero si un mito de estas carecterísticas perdura en el tiempo de esta forma, todo indica que lo que “hizo nacer el mito” debió ser un acontecimiento de colosales dimensiones o fuerza, de otro modo no se explicaría que su “onda expansiva” siga imparable en el tiempo y Jesús esté de moda en pleno s.XXI… Lo cual NO excluye la manipulación del acontecimiento original que seguro se ha producido: ayer por parte de la Iglesia, hoy en los estudios de la factoría Marvel.

    Todas las actualizaciones pueden adaptarse. Eso me hace pensar que la auténtica guerra que vivimos no es militar ni siquiera responde a motivos económicos, es una lucha de memes, por nostros. Somos el trofeo a conquistar o mejor diría… reclutar. ¿Cuántos simultáneos ven en el mito de Jesus un reflejo o matices que por dentro les resuenan como verdad? Había un tipo oficial de propaganda nazi que decía que para que una gran bola fuese tragada por el público ésta debía contener trazas de Verdad o de lo contrario ¡nunca tendría éxito!

    Pienso que quienes están llevando esto (si es que existe una agenda) son verdaderos genios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 571.176 bad guys.