Los «constructores de anillos»

SINOPSIS: El ex astronauta norteamericano Norman Bergrun afirma que las naves extraterrestres PROLIFERAN, novedad, en nuestro sistema solar. ~O~

En 1986, Bergrun saltó a la palestra con un libro titulado “Ringmakers of Saturn [Los constructores de anillos de Saturno” (Pentland Press).

En su obra el autor argumentaba su descubrimiento de gigantescas naves espaciales, de hasta dos millas (¡3,8 km!) de longitud!, merodeando por los anillos de Saturno.

Imagen infrarroja tomada por el Hubble de uno de los gigantescos objetos cilíndricos.

En idéntico sentido tal vez recordéis aquella entrada pasada titulada “Saturno: ¿el PARKING de la reina de Mintaka y de sus «estrellaS de la muerte»?” donde yo ya analizaba las sospechosas cualidades de determinados satélites (Encédalo, Tethys y Mimas) del planeta en cuestión.

La novedad en este caso, si acaso, es que Bergun llega incluso a afirmar que los UFO son los responsables mismos de la generación del rasgo más distintivo del planeta saturnino (de ahí el título de su obra) lo cual, sinceramente, lo mismo nos da.

Lo importante es que están ahí, como también populan el resto de la galaxia. Los veamos o no ¿verdad Sr. Fermi?

Se cuenta que en mitad de un debate acalorado entre defensores y detractores de la teoría de la existencia de ETs, Enrico Fermi (cinturón negro de física) zanjó la cuestión diciendo algo así como “si en verdad existen otras razas extraterrestres inteligentes ¿por qué no nos hemos topado con ellas ya?”.

Así, a primera vista, se me ocurren varias posibilidades. Pero recordad que yo, ni tengo el currículum de Fermi… ni trabajo para el Sistema (deliberadamente al menos que yo sepa).

La primera de ellas es que puede ser posible que no tengamos noticia de los ETs porque en realidad no existen, si bien creo que cualquier persona medianamente informada ya posee suficientes indicios como para sopesar lo contrario al menos. Al fin y al cabo, no sería de extrañar que llevasen miles de años pululando discretamente por la Tierra y por el resto del sistema solar sin que hayan sentido la necesidad de comunicarse, ni con usted, Sr. Fermi, ni conmigo. Lo cual, insisto, no demuestra necesariamente que no se hayan puesto en contacto con alguien más.

De cualquiera de las maneras, lo que de verdad me sirve hoy de excusa para justificar la publicación de esta entrada no es la cuestión ET en sí misma, sino el revelador precio que alcanza el esquivo libro de Bergrun en la red.

¿Sería alguien capaz de explicarme por qué un “simple” libro de 200 páginas escasas cuesta en Amazon la FRIOLERA de 5.000 dólares nuevo y 2.895 de segunda mano?

Si bien en otras ocasiones ya he descubierto obras artificial y misteriosamente ENCARECIDAS para DESINCENTIVAR su compra muy probablemente, confieso que “Ringmakers of Saturn” se lleva hoy la palma y destroza con su precio todos los récord conocidos.

De ahí que no me quede más remedio que pensar que la historia del ex astronauta sea rigurosamente cierta.

Y para aquellos que tal vez esperan con ansia, o que les gustaría presenciar incluso una invasión ET en toda su regla, yo lo siento, pero llegáis tarde, toda vez que parece que la Tierra YA FUE TOMADA, por decenas de otras razas, hace miles y miles de años.

BIENVENIDOS A LA TIERRA

P.S. Tan solo un día después de capturar la imagen superior con el precio del libro en Amazon, resulta que vuelvo a consultar y que me encuentro una rebaja de 1.395 pavos nada menos. Como lo oís, para que luego digáis que no tengo influencia en internet 😛 

Así que ya no tenéis excusa para no comprarlo. (Por si decidís no hacerlo aquí ha colgado alguien solidaricamente una copia: “Ringmakers of Saturn”.)




¿Me ayudas a mantener este blog?

ENTRADAS RELACIONADAS:

Saturno: ¿el PARKING de la reina de Mintaka y de sus “estrellaS de la muerte”?

«Dioses» de CARNE y HUESO

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/los-constructores-de-anillos

7 thoughts on “Los «constructores de anillos»

  1. Al final va a ser que lo de los objetos espaciales – que más que objetos parecen verdaderos planetas artificiales dadas sus dimensiones – es la verdadera razón de la carrera espacial y de tanta sonda espacial, tanto satélite y tanto telescopio orbital. El asunto debe ser observarlos a ver qué hacen y por dónde andan. Aunque si es así, sería como si el microbio que está en el porta de un microscopio quisiera vigilar al observador que está al otro lado de la lente de aumento. No dejaría de estar gracioso el tema. 😉

  2. Me temo que la intención es claramente la de evitar la compra. Me gustaría saber qué opina el autor sobre esto, la verdad. Dudo que sea él quien haya marcado el precio. En cuanto a si hay o no indivíduos de otras razas no terrestres por aquí pululando, pues me inclino a pensar que es una posibilidad perfectamente viable. De hecho hay gente cuyo comportamiento es tan incomprensible o incluso despreciable, que lo primero que me viene a la cabeza es que no es humano. Así que a lo mejor hasta tengo razón.

  3. “Alguno ha visto tu entrada y ha dicho… Anda, si ese libro lo tengo yo, a venderlo que para lo que cuenta ya lo he leído…”

    Sea como fuere, la “casualidad” encaja a la perfección en ese paradigma de cómo la intención de uno afecta decididamente a la realidad que percibe (o que MANIFIESTA en otras palabras). 😉

  4. Alguno ha visto tu entrada y ha dicho… Anda, si ese libro lo tengo yo, a venderlo que para lo que cuenta ya lo he leído… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 568.282 bad guys.