Cualquiera que meta la mano en la CARTERA de los conductores tiene el cielo asegurado, por lo visto, aquí en Madrid

SINOPSIS: Todo indica que Carmena no está sola en su intentona de REPRIMIR la circulación de vehículos PRIVADOS en la capital. Dicho lo cual ¿por qué narices ignoran la contaminación que produce el tráfico AÉREO si lo que de verdad importa es dejar de contaminar?

En entrada pasada ya analizamos la estrategia pseudoecologista de la alcaldesa de Madrid para limitar a todas luces los derechos de los conductores en la capital:

“La solución totalitaria de la alcaldesa de «izquierdas» se hace más evidente cada día que pasa, y es que para limpiar supuestamente la ciudad de humos solo se le ocurre a la señora PROHIBIR y/o ENTORPECER -hasta la imposibilidad- la libre circulación de los vehículos PARTICULARES.”

“Sobre la intención de Carmena de EXPULSAR a los ciudadanos de las carreteras”
(BienvenidosalaTierra.com, 05/11/2017)

Por su parte, parece que el aborto de ZP también se quiere subir al carro de desvalijar a los ciudadanos por el mero hecho de utilizar los coches que les vendieron ¿cómo? pues vaticinando un nuevo impuesto –a la salud de Volkswagen y compañía- para los usuarios de los vehículos diésel:

“Todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto.”

“Sánchez anuncia un impuesto al diésel y la ministra Maroto lo califica de «globo sonda»”
(LaVanguardia.com, 03/09/2018)

Pero ¿y cómo sabemos que Sánchez solamente quiere joder al ciudadano de “a pie”? Pues gracias a su anuncio de freír a impuestos nada más que a los conductores privados. ¿Será que los vehículos de transportistas y mensajeros en realidad no contaminan?

Pues por lo visto no, al igual que por supuesto sucede con los millones de VUELOS que atraviesan nuestros cielos cada año.

¿Alguna vez habéis escuchado a Carmena –o a nadie- quejarse por la contaminación producida por las aeronaves? No ¿verdad?

Y si alguien estuviera pensando que el número de trayectos aéreos es incomparable con el de vehículos terrestres, que sepa que de igual manera lo es… el tamaño de los depósitos de combustible que incorporan los primeros.

Según la Wikipedia el Airbus A340, (uno de los aviones más comunes de la compañía Iberia por ejemplo) cuenta con un depósito con capacidad para albergar 155.040 litros de combustible. De manera que para simplificar los cálculos estimaremos en 150.000 litros la capacidad media de la aeronave tipo de los que sobrevuelan “nuestro” país.

Dicho lo cual, si concretamos grosso modo en 50 litros -ya que estamos- la capacidad también media del depósito de un turismo estándar… atención, pregunta, señora Carmena:

¿Cuántos coches debemos poner en circulación (por cada avión) para consumir semejante cantidad de combustible?

Pues 30.000 nada menos, señora alcaldesa, si no fallan las cuentas.

Como lo oís, hacen falta ¡30.000 coches! para igualar el volumen de combustible que se traga UN SOLO avión. (Dejo fuera de la ecuación variables como la eficiencia de los motores y el grado de contaminación de los diversos combustibles utilizados).

Continuando con el razonamiento, según esta otra web, el espacio aéreo español gestiona aproximadamente 2 millones de vuelos de pasajeros al año (así que mucho me temo que el dato no incluya el trasiego de mercancías). De lo cual se deduce que 2.000.000 de aviones x 150.000 litros de queroseno queman sobre la península la friolera de…

¡300.000 MILLONES de litros de combustible cada año!

Ahora bien, en 2016 el tamaño del parque móvil (de turismos solamente) se cifró en 22.787.719 vehículos. Así que en atención al volumen de litros previamente estimado para los cálculos (50 litros por depósito) se desprende que todos los turismos de España desplazan al año, redondeando, nada más que 1.139 millones de litros de combustible por la geografía nacional.

“Nada más”, puntualizo, en vista de que los aviones transportan en un solo año más de TRESCIENTAS VECES tal cantidad. ¿Más claro así?:

Tipo de vehículo

 

Vehículos/año

Capacidad del depósito
(litros)

Volumen total
de carburante
(litros/año)

Turismo

22,8 millones

50

1.139 millones

Avión

2 millones

150.000

300.000 millones

Cifras las cuales, si no están erradas, no consiguen explicar -vuelvo a insistir- por qué los vehículos privados son los únicos acorralados por la nueva legislación cuando se supone que cualquier motor de combustión debería ser considerado como el enemigo genuino de los ciudadanos sin excepciones:

“La patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopan ha propuesto este lunes la implantación de sistemas de peaje inteligente para el acceso y salida a las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, para reducir la congestión y la contaminación, […] reduciría las emisiones de CO2 hasta un 15%

“Las grandes constructoras proponen pagar peajes por entrar a Madrid y Barcelona”
(ElPais.com, 30/10/2018)

Se me ocurre que igual se le ocurre al más pintado pensar que el tráfico aéreo se queda fuera de la lista de “contaminantes más buscados” del gobierno porque en realidad el queroseno expulsa al aire rosas, en vez de metales pesados (todos super sanos) como mercurio, plomo o cadmio, entre otras cosas.

Sea como fuere, si el combustible de los aviones en el fondo es tan sumamente “limpio” como para excluirle de toda restricción:

¿Cómo es que no funcionan los vehículos terrestres con queroseno?

Como veis la lista de infamias de nuestros políticos no tiene fin, y qué prohibido les tienen reconocer que su estrategia pseudoecologista de pega tiene tanto que ver con PERSEGUIR a los ciudadanos y VACIAR sus bolsillos sin vergüenza… y nada con acorralar a los verdaderos causantes de la basura de aire que respiramos en la mierda de “vida” moderna en la que nos han sumido a la mayoría.

Y si la asfixia económica de la ciudadanía te parece una exageración (que nada tiene por cierto que ver con la calidad del aire), pues dime entonces cómo te explicas que también prohíban, ya que estamos, la venta de los neumáticos casualmente más baratos:

“Neumáticos F: prohibidos a partir del 1 de noviembre” (Autobild.es, 24/10/2018)

Os dejo hasta la próxima recordando que la única diferencia entre un incompetente y un traidor, es que el primero no sabe hacerlo mejor.

BIENVENIDOS A LA TIERRA

ENTRADAS RELACIONADAS:

Sobre la intención de Carmena de EXPULSAR a los ciudadanos de las carreteras

Ecoterrorismo, CORPORATOCRACIA… y lo que resta del «gobierno» de España

¿Qué tienen que ver el escándalo de Volkswagen y las alertas por CONTAMINACIÓN en Madrid con la Cumbre del Clima de París?

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/peligra-la-cartera-de-los-conductores

4 thoughts on “Cualquiera que meta la mano en la CARTERA de los conductores tiene el cielo asegurado, por lo visto, aquí en Madrid

  1. “Me refiero a que para que estas empresas funcionen y nos llenen de su chatarra por todas las esquinas de Madrid, han de pagar un cánon y vaya Vd. a saber si algo más.” (El Abuelo)

    “Yo para ser felíz quiero un ‘canón'”, es lo que diría Loquillo tras ser poseído por la Sr. Carmena 😛

  2. Lo que me gustaría saber es a qué acuerdos ha llegado el Ayuntamiento de Madrid con tooodas las empresas de alquiler de coches, motos, patinetes, bicicletas y demás zarandajas. Me refiero a que para que estas empresas funcionen y nos llenen de su chatarra por todas las esquinas de Madrid, han de pagar un cánon y vaya Vd. a saber si algo más. Por que no seamos ingenuos, todos los partidos, o mejor dicho, organizaciones políticas, necesitan financiarse. La cosa parece haberse convertido en un verdadero complot para que todo el mundo que tenga que moverse en Madrid capital le deje dinero a la sra. Carmena y a su pandi de pijoprogres. Pero eso si, sigo pagando impuesto municipal de circulación por mi coche aunque no pueda hacer uso de él en la mitad de la ciudad. Como será de descarado el asunto de sacar dinero (lo de la contaminación es pura fachada, estoy seguro), que el presidente de la Comunidad de Madrid mandó hace unos días un escrito formal a la alcaldesa para exigir que NO se pusiera en marcha el famoso plan Madrid Central por que iban a colapsar Madrid por completo. Al parecer el Ayuntamiento ni siquiera ha calculado el impacto que tendrá en el transporte público el que miles de personas no puedan usar de un día para otro su coche. Lo que me indica que lo de menos es proteger a las personas y lo importante de verdad es hacer las obras en el centro -¿otra fuente de financiación?- y forzar a todo cristo a usar un medio de transporte que dejará dividendos a ciertas empresas, al Ayuntamiento y quién sabe a quién más. Cuando hace años Ruíz Gallardón implantó el sistema de aparcamiento limitado en el anillo interior de la M30 ya me pareció un abuso injustificable el apropiarse de medio Madrid para convertirlo en su negocio de Parking particular. Las calles son de todos, recordemos. Pero lo de esta panda de impresentables capitaneados por Carmena va mucho más allá y en mi opinión no tiene nada que ver con la salud de los madrileños y si mucho que ver con el negocio y el dinero.
    https://www.elmundo.es/madrid/2018/10/23/5bceece6468aeb7b7b8b4665.html
    https://www.elmundo.es/madrid/2018/11/05/5bdf4eaae5fdea53448b45fa.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 576.197 bad guys.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.