Lo que faltaba: SUBVENCIONAR a la factoría de PROPAGANDA como vía para erradicar las «noticias falsas»

El pasado día 12 de marzo el periódico secuencial en español se hacía eco de los esfuerzos de cierto colectivo de “expertos” para intentar silenciar los gritos de los medios de comunicación alternativos, cuyos contenidos se conocen habitualmente como “noticias falsas” en el mundillo de los servicios desinformativos:

“Acabar con las noticias falsas no es una tarea fácil ni directa, pero apoyar a los medios de comunicación de calidad [léase “OFICIALES”] puede aliviar el problema. El grupo de expertos nombrados por la Comisión Europea para ofrecer soluciones a este fenómeno ha divulgado este lunes sus trabajos. […] El documento pide al Ejecutivo comunitario que promueva la creación de una coalición contra la desinformación que elabore un código de buenas prácticas para plataformas digitales, periodistas y poderes públicos. Pero su propuesta estrella es mucho más compleja (y quizás controvertida): SUBVENCIONAR, por diferentes vías, a los medios que elaboran información contrastada [que es como el Sistema comúnmente refiere a su PROPAGANDA oficial].

“Los expertos piden a Bruselas crear una coalición contra las noticias falsas”
(ElPais.com, 12/03/2018)

El artículo continúa su particular oda a la hipocresía diciendo:

“[…] los bulos que circulan por Internet prenden fácilmente entre los lectores porque «apelan a las emociones» y, por tanto, son acogidos con mayor receptividad.”

La verdad es que hay que tener poca vergüenza, o ninguna más bien, para tildar a blogs como este mío de “emotivos” y mantener en la parrilla tan lacrimógenos telediarios. O los programas de las mañanas de la Griso o de la Quintana, para el caso, donde se remueve hasta más no poder la mayor mierda de cada familia de desaparecidos, asesinados, violados o desgraciados en general.

Este nuevo ejercicio de promoción de la propaganda gubernamental viene a sumarse, si recordáis, a las campañas ya puestas en marcha por Google y Facebook para juzgar a las webs interesadas en función de un artificioso nivel de “credibilidad”.

Pues nada, ahora lo único que falta es que destine una partida presupuestaria para que paguemos entre todos las “noticias” de las cadenas y medios privados que nos fumamos.

BIENVENIDOS A LA TIERRA




¿Me ayudas a mantener este blog?

ENTRADAS RELACIONADAS:

El ministerio de Propaganda PATENTA la verdad

«En HORROR a la verdad»: el otro gigante digital se suma a la lucha contra la «mentira»

La URL de esta entrada es: http://www.bienvenidosalatierra.com/subvencionar-a-la-factoria-de-propaganda

1 thought on “Lo que faltaba: SUBVENCIONAR a la factoría de PROPAGANDA como vía para erradicar las «noticias falsas»

  1. Para entender mejor como esta tejido el entramado de los medios de comunicación recomiendo encarecidamente la lectura del libro Traficantes de Información de Pascual Serrano. En él se puede ver (a pesar de que a día de hoy está ya algo desactualizado) quienes están metidos en el accionariado y en los consejos de administración de los grupos mediáticos (o sea, quienes son los verdaderos propietarios) y por tanto qué intereses les mueven a la hora de lanzar propaganda a los cuatro vientos, que no es lo mismo – ni de lejos – que informar. A partir de ahí uno empieza a entender o imaginar con cierto tino por qué de repente han proliferado los diarios digitales, por qué los periódicos en papel van desapareciendo salvo las grandes cabeceras aún perdiendo millones de euros en cada ejercicio (P.Ej. El País), etc… Ahí se ve contrastadamente que los medios no son empresas independientes sino que forman parte de enormes entramados empresariales con capital proveniente de decenas de empresas y corporaciones de muy diferentes sectores que los usan como inmensas máquinas de propaganda y desinformación. Así que si con este montaje que se come miles de millones de euros y dólares para controlar qué se dice y qué no, y con qué enfoque se habla de los asuntos, empiezan a aparecer blogs de opinión libres en la red y sobre todo (y ahí es donde duele de verdad) también aparecen agencias de noticias rusas que dan su propia versión de las cosas produciendo un elemento de comparación frente a la uniformidad informativa de las agencias occidentales, no es de extrañar que salten las alarmas y algunos pongan en marcha rápidamente la idea de que “Sólo es verdad lo que yo digo. Lo demás es falso”, que equivale de facto a una censura en toda regla. Ojo, que las agencias de noticias rusas juegan (no podía ser de otra manera) al mismo juego de influenciar al personal que las occidentales, pero lo que es indiscutible es que durante décadas en Occidente el 80% de las informaciones las han proporcionado 6 u 8 agencias de noticias (lo que en la práctica es un monopolio informativo) y ahora hay con quén contrastar. Algo que a los emporios de la propaganda no parece gustarles ni un pelo. Me viene también a la memoria un curso/conferencia de un fotoperiodista español varias veces premiado, en el que reveló que dejó de trabajar para una de las principales agencias internacionales de noticias como fotógrafo en Oriente Medio por que las fotos que él enviaba y las informaciones que la agencia acoplaba a esas fotos no se correspondían. En estos casos es bueno recurrir al refranero español siempre tan certero: “De lo que te cuenten no te creas nada y de lo que veas sólo la mitad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please leave these two fields as-is:

Protected by Invisible Defender. Showed 403 to 572.597 bad guys.